fbpx
  • sáb. Nov 27th, 2021

De muchos canjes

Nov 28, 2020

#DespiertaSonora

Después de concluida la temporada pasada, los Yaquis de Obregón se convirtieron en una de las franquicias que han llevado a cabo una gran cantidad de negociaciones, y la fisonomía del club de casa en estos momentos dista mucho de parecerse a la que vimos la edición pasada. Puesto por puesto, son muy pocos los jugadores que aún quedan como sobrevivientes de la novena del año pasado, y solo Juan Carlos Gamboa y Carlos Sepúlveda permanecen firmes en sus puestos de campocorto y segunda base, con el resto de las posiciones con rostros nuevos, la mayoría, llegando en canjes con otros equipos, y en el pitcheo, ni se diga, muchos de los lanzadores del actual cuerpo de serpentineros en el roster de los Yaquis, eran parte de otros equipos la pasada campaña. Y los movimientos siguen a la orden del día… Cada día nos levantamos con novedades, y esta mañana la novedad fue que el veterano zurdo Tomás Solís fue enviado a los Venados de Mazatlán en un trueque en el que los Yaquis no obtienen de momento a otro jugador, sino que a este lanzador lo canjearon por la cuarta ronda del próximo draft de jugadores. Solís se une a otros lanzadores que fueron parte del equipo yaqui que ahora son integrantes de otras novenas, como Fabián Anguamea y Carlos de León, que fueron enviados a Navojoa recientemente, y ahora solo el brasileño André Rienzo, Dallas Martínez y Javier Arturo López quedan de aquel staff de abridores del año pasado… Los Yaquis, forzados por la situación que ha castigado al deporte en el mundo, ha incorporado a muchos jóvenes a su plantilla, y son muchos los muchachos que han visto acción. La pandemia del coronavirus ha obligado a los equipos a actuar de esa manera, otorgando oportunidad a peloteros jóvenes, y también por la reducción de elementos extranjeros, y muchos de estos jóvenes se han mostrado como los estrellas del mañana, y es algo que no es exclusivo del equipo yaqui, pues en todos los equipos vemos a muchos peloteros que apenas rebasan los 20 años de edad, jóvenes que llegarán para quedarse algunos, y aunque otros no lo conseguirán, el experimento debe ser más benéfico que perjudicial para nuestra liga, y los resultados se verán en un corto plazo… Observando el partido del viernes por la noche en Culiacán, pudimos notar la gran transformación que sufren los Charros de Jalisco cuando juegan fuera de su estadio. Las estadísticas de los bateadores tapatíos son asombrosas cuando juegan en casa, pero cambian cuando los encuentros son fuera de Zapopan, y de eso comentaremos en nuestra siguiente entrega, para que se entere de la diferencia… Y POR HOY NOS VAMOS. Cayó el OUT 27, y el juego acabó… ¡BUEN DÍA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *