fbpx
  • lun. Jun 17th, 2024

El todo o nada de Ricardo Bours

Dic 18, 2020

+ El todo o nada de Ricardo Bours; Karla y Karla, en Guaymas; Rodolfo Lizárraga: “yo seré el candidato”; Sara Valle se alborota, pero no; CEA, de peor a “más peor”; fluyen las cartas de residencia; Covid-19, tapadera del Ayuntamiento

GUAYMAS, Son.- Movimiento Ciudadano atrae a muchos guaymenses primero porque Ricardo Bours aparece como aval estatal y el obregonense habla en serio cuando emprende un proyecto, que ahora es llegar a gobernar Sonora, como lo hizo su hermano Eduardo.

La especulación del votante es que en un choque de trenes de cómo será la disputa de grupos que apoyan por un lado a Ernesto “El Borrego” Gándara, y por el otro Alfonso Durazo, podrían pasar muchas cosas, entre ellas, que el desgaste por la guerra sucia termine favoreciendo al máximo representante del “Yaqui power”.

O que Ricardo Bours evalúe sus números y, al no darle las cuentas, se incline por uno de los adversarios y allí sí, usted diga a quién, considerando que el señor de Bavispe acusa que Gándara es la propuesta de la “Mafia del poder” sonorense, y él es considerado el candidato del presidente de la República.

En Guaymas se pone la mira en lo local para aplaudir que MC llega a la gente, desliza nombres y se ve con simpatía –y se apegan a lo que dice la ley en materia de equidad de género–, a Karla Neudert y Karla Córdova.

Ambas profesionales, con experiencia en el servicio público y reconocida tarea social, harían una buena representación como diputada local y alcaldesa, respectivamente, lo cual se resolvería civilizadamente para ahorrarse una campaña interna.

Una versión señalaba que Carlos “El bebo” Zataráin, quien hace 15 años era número uno en todas las encuestas, buscaría el 04 Distrito electoral federal, pero no lo pude confirmar.

Confirmo, sí, que Manuel Villegas quiere ser alcalde y amenaza con inscribirse. Impondría desorden si no le conceden ese capricho que, precisamente por no obtenerlo, se fue del PRI, luego del PAN, buscó en Morena, pero allí no lo quisieron y terminó contratado por el movimiento naranja, pero para apoyar “operación electoral”. Fiel a su costumbre, ya hace grilla por esa concesión.

Es útil para MC y para Ricardo Bours, tener a Karla Córdova camino a Palacio Municipal. Ella fue formada en la disciplina médica, lista para activarse a cualquier llamado las 24 horas del día, y lo refleja su trabajo como coordinadora local en todos los sectores. Ya completó presencia en las 177 secciones electorales con un vigilante y dos movilizadores en cada una. En este momento, unas 200 personas le ayudan a hacer felices a muchos niños que no tendrían un juguete esta navidad.

Neudert por su parte, trabaja en el impulso de energías limpias luego de encomiendas en el Ayuntamiento de Guaymas y el Gobierno del Estado.

Por supuesto, aunque la regla dice que preferentemente debe ser una mujer la aspirante a diputado local, compensar esta obligación en otra geografía abriría el camino al abogado Cuauhtémoc Benavides, versado en lo electoral y formado en la atención a la gente y a lo que necesitan para mejorar el marco legal que lleve a una mejor sociedad. Tiene todo para hacer una correcta labor legislativa.

Movimiento Ciudadano es pues, buena opción, si las malas campañas pregonadas por los agoreros del desastre, hacen que la sociedad repela al político tradicional y busque figuras innovadoras. Ya falta poco para confirmarlo.

TIROS RAPIDOS

1.- Hace meses el diputado local Rodolfo Lizárraga Arellano, me habló de su trabajo y confianza en haber acumulado capital suficiente para que la gente le apoye en camino hacia la alcaldía de Guaymas.

Días atrás escuché cómo evoluciona esa idea. Con los pies en el suelo, platica cómo gana encuestas y que su partido –en Guaymas, él lo ha sostenido–, optaría por proponerlo para el cargo.

El mazatleco que desde niño llegó a Guaymas, donde se forjó en el trabajo de suela gastada y sudor en la frente, habló bien de otro aspirante, el diputado federal Heriberto Aguilar, pero cree que no será candidato de la alianza Morena-PT, que se va a dar sin duda, porque “no le dan los números”.

Deja su modestia característica para reiterar que “todas las encuestas las gano yo” y agrega “lo que me dice la gente todos los días”. A Heriberto, dijo, le hizo falta estar cerca de la gente, aludiendo a que ya no tiene tiempo de trabajar por mejor posicionamiento.

Solo como referencia le recordé que Sara Valle quiere reelegirse en la alcaldía y su gesto lo dijo todo. Y asestó el hachazo: “eso no sucederá. No le dan ni 5 puntos en las preferencias”. Cuatro, en realidad, según los números que nos aportó el maestro Heriberto Tapia en entrevista concedida al equipo de Sonora en Red, en RED 93.3. Ese intento de reelegirse, lo calificó como falta de cordura, pero con palabras más fuertes y, lapidario, el diputado local remata: “así, cómo”.

2.- Cuestionan a Comisión Estatal del Agua, de Sergio Ávila Ceceña, por sus licitaciones.

Encabeza una larga lista la obra del acueducto de 24 kilómetros Macoyahui-Álamos y el equipo para operarlo. Ya se habían señalado tranzas parecidas en la línea de 12 kilómetros que lleva agua ejidal a San Carlos y solo en estas dos, la inversión supera los 90 millones de pesos.

No extraña entonces que CEA Guaymas siga en crisis, que ya no repare fugas ni modernice la operación hidrosanitaria y que sus trabajadores se planten exigiendo su raya. De pilón, parece que piratas cibernéticos hicieron estragos en su información electrónica y desaparecieron la contabilidad. Malas, muy malas cuentas las de Sergio y su oscurantismo administrativo.

3.- El ayuntamiento de Guaymas –todos, supongo— tiene negocio al alza: cartas de residencia.

Es que en unos días habrá registros de aspirantes a cargos públicos y viera la romería que se vuelven las oficinas del secretario, Arturo Lomelí.

En Guaymas ya acudieron Sebastián Orduño, Servando Rodríguez, Karla Neudert, Karla Córdova, Manuel Villegas, Jesús Saldaña y esperaban a Rogelio Sánchez, Enrique y Otto Claussen, Francisco Villaflor, el Chito Cambustón y la lista sigue, así que mejor le paro, porque el espacio no es elástico.

De salida, el COVID-19 se vuelve pretexto para que la administración municipal niegue la entrada a la prensa a las sesiones del Cabildo. Si no fuera por dos, tres ediles, nadie sabría sobre las cuentas de la comuna. Cuidado pues, con esos intentos antidemocráticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *