fbpx
  • vie. Dic 3rd, 2021

Por relajar medidas, hijo contagia de Covid a su madre antes de la Navidad

Ene 6, 2021

#DespiertaSonora

Ciudad de México. Durante toda la pandemia, desde marzo, Laura Zavaleta, madre de Aldo Martínez, se había cuidado del Covid-19, se confinó y sus familiares no la dejaban salir por nada a la calle.

Nueve meses estuvo así porque a sus 54 años padece de hipertensión arterial, hasta que unos días antes de la Navidad, un descuido, un relajamiento en las medidas, cambió su vida.

Uno de sus hijos acudió a visitarla a su casa. Él tenía tos desde hacía días. En ese momento no lo sabía, pero esa tos era covid-19. El joven murió súbitamente el 30 de diciembre. Y su mamá comenzó a sentirse mal el 31 de ese mes.

“Empezó mi mamá con las complicaciones el día 31 con calentura y entonces, ya la estuvimos atendiendo en casa, con algunos tés, lo que la gente nos ha dicho, y ya el día de ayer compramos un oxímetro y empezó a oxigenar muy poco, a 87, y empezó a bajar”, platica Aldo Martínez, mientras espera frente a la puerta del triage del Hospital de Infectología de La Raza a que le den informes del estado de salud de su mamá.

“Fuimos al doctor y el doctor nos recomendó que la trajéramos a un hospital”, dice.

Desde el pueblo de Santa Fe, en la alcaldía Álvaro Obregón, se trasladaron de inmediato, sin consultar si había o no disponibilidad, al hospital de La Raza. Dos familiares ya habían librado el covid ahí y por eso, la señora y su hijo tuvieron confianza en que sería atendida bien.

Cuando se le pregunta a Aldo si hubo algún momento en que su madre haya podido contagiarse, lo confiesa: seguramente fue esa visita de su hermano.

“Creo que sí, creo que mi hermano ya… una semana antes del 24, nos visitó, me imagino que ya él era portador y no lo sabía, yo creo que esa fue la causa porque mi mamá estuvo todo el tiempo de la pandemia resguardada, precisamente por lo de la presión no la dejábamos hacer nada”, admite.

“Él ya se veía con un cuadro de tos y yo creo de ahí provino todo esto”, reitera.

Ahora, sólo espera en que su mamá pueda librar la batalla, en caso de que se confirme que está contagiada de covid-19.

“Es una situación muy complicada… ya tuve la pérdida de mi hermano, él murió por covid; estamos muy asustados, estamos muy espantados por la situación de mi mamá”, añade entre el nerviosismo de no saber lo que le vayan a decir al abrir esa puerta nuevamente.

Afuera de ese hospital, decenas de personas esperan noticias de sus familiares, la mayoría, infectadas con el virus SARS-COV-2 apenas, en los últimos días, en los días de las fiestas decembrinas.  

Información: Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *