fbpx
  • lun. May 23rd, 2022

Con nuevas esperanzas

Feb 12, 2021

#DespiertaSonora

MUCHOS JUGADORES DESEABAN fervientemente que la anterior campaña de Grandes Ligas llegara a su fin, con todo y que fueron solamente 60 los partidos que se celebraron. Y es que una gran cantidad de jugadores tuvieron estadísticas que solo servían para que quien las estaba teniendo se escondiera y no dieran la cara debido a los pésimos resultados que estaban teniendo con sus actuaciones. A muchos “les alcanzó” para tener la peor temporada de sus carreras, que ya es un decir. Esos jugadores, cada vez que tenían que saltar al terreno de juego, solo querían que la temporada finalizara, y con la nueva temporada a la vuelta de la esquina, buscarán que este 2021 sea un año para redimirse después de la más horrenda de sus temporadas, la del año pasado…

Y NO CREAN QUE SOLO jugadores que aún no se han establecido como entre los mejores en sus anteriores campañas los que deseaban lo que le contamos, en la lista hay jugadores que antes de la atípica temporada del 2020 habían sido de las más refulgentes estrellas en la galaxia llamada Grandes Ligas. Después de ser convocado a seis Juegos de Estrellas, ganar tres títulos de bateo, y todos con promedios de bateo gruesos, y con el reconocimiento como el Jugador más Valioso en la temporada del 2017, José Atuve tuvo una larga pesadilla durante 48 partidos, terminando con un minúsculo promedio de .219, cinco jonrones y apenas 18 carreras empujadas, después de que un año antes había conseguido números de .298, 31 cuadrangulares y 74 producidas, estadísticas sensacionales para un jugador de su posición…

LA LISTA ES LARGA, y otro que tal vez no quería ni llegar al estadio, fue el receptor dominicano Gary Sánchez, jugador que cuando irrumpió en la gran carpa sorprendió conectando batazos de cuatro esquinas a diestra y siniestra. En su presentación, que abarcó apenas 49 partidos, el jugador nacido en la capital de Quisqueya, tuvo estos números: .299 en bateo con 20 palos de vuelta entera y 42 carreras empujadas, elevando esas cifras al año siguiente, cuando alcanzó 33 vuelacercas y 90 producidas, y después de ese año y estadísticas, todo mundo lo colocó como una de las estrellas del futuro del equipo del Bronx, pero después de sus cifras la pasada campaña, hasta envuelto en rumores de cambio se vio el jugador de 28 años. Y es que con números de .147, 10 jonrones y 24 empujadas, lo que Sánchez más deseaba era que todo terminara y la nueva temporada llegara. Hubo otros que también estaban en la misma situación, pero el espacio es corto, y en trabajos posteriores hablaremos de ellos…

Y CON LO ANTERIOR nos retiramos. Cayó el OUT 27, se acabó el juego… BUEN DÍA…!!!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×