fbpx
  • vie. Jul 12th, 2024

Archivo confidencial / No quieren ser funcionarios de casillas… Tutu / Armando Vásquez

Feb 18, 2021

#DespiertaSonora

OCURRE EN ESTOS MOMENTOS una situación que vale la pena tener en mente.

Los nacidos en agosto y septiembre fuimos seleccionados para ser funcionarios voluntarios de casilla. En mi barrio y otra colonia cercana son cuatro casillas las que se instalarán. Nueve por cada una, es decir, se requieren 36 elementos.

La persona que llegó a mi casa y me preguntó si quería ser funcionario –a lo que respondí que no pues ese día es de harta chamba en lo particular–, me confío que había visitado a 250 prospectos de los cuales únicamente 14 (¡catorce!), se habían comprometido para asistir a los cursos de capacitación con miras al seis de junio.

De los que dijeron que sí, por lo general un 30 por ciento renuncian en el proceso por aquello de que faltan a las capacitaciones y deben ser reemplazados lo más pronto posible.

Llama la atención que esta sequía de posibles funcionarios tiene su origen en el miedo a infectarse de coronavirus y no les falta razón pues la interacción que tendrían con cientos de personas –aún y cuando realicen sus actividades con los reglamentos sanitarios precisos–, aumenta de manera automática la posibilidad de contagio.

Si tomamos en cuenta que en Sonora serán más de tres mil 600 casillas que requerirán poquito más de 32 mil 700 personas y si focalizamos los datos señalados líneas arriba, pues por más que bajemos el cero, simplemente no toca.

Me pregunto. ¿Y si no acabalan el número de funcionarios, qué puede pasar o qué procede?

Entiendo que cuando falta un integrante de quienes comandan la casilla se pregunta a los asistentes quién quiere ocupar el cargo, pero ante la pandemia dudo que alguien se arriesgue.

Por otra parte me extraña que la autoridad electoral no tenga contemplado o haya previsto como plan B el hecho de que, aquellos que se registren como posibles funcionarios, cuenten en reciprocidad con la oportunidad de ser de los primeros en recibir la vacuna anti viral pues ello les permitiría alejar un tanto ese miedo al Covid-19.

Este indicador extremo de la falta de interés en ser funcionario de casilla, lo podemos extrapolar en una baja participación del populo en la elección lo cual y que por lógica del dedo en la frente, nos lleva a pensar en una influencia negativa que tendrá la pandemia en la votación de estas elecciones.

Si tomamos en cuenta este factor esencial, tendremos para dos análisis muy propios de este fenómeno post abstencionista.

Primeramente, estos comicios los ganarán aquellos candidatos que manejen el mejor mensaje, una amplia propagación y cause la empatía motivacional necesaria que permita levantarse temprano el domingo para hacer fila, previa sana distancia, y ejercer el voto.

Quiero imaginar que en el lugar de los hechos habrá en el piso una equis que separará a un votante de otro y que las sillas de espera al interior del local, (serán pocas, pues), estarán separadas como indican los protocolos de salud.

Si hace mucho calor, esta logística reducirá de manera natural la afluencia de votantes (y siempre pensamos, vendré cuando haya menos gente y allí el puerco tuerce el rabo), y más porque la autoridad electoral no tiene contemplado, ni siquiera, poner carpas que den sombra a quienes hacen fila de pie en la banqueta. Nunca lo han hecho, no veo porque habría de cambiar ese esquema, ni agua ofrecen. Es más, ni presupuestado hay para eso.

Por cierto, el reglamento sanitario del día de la votación no se ha publicado en la página oficial del IEE Sonora http://ieesonora.org.mx/ ¿Si alguien no lleva cubrebocas, ¿podrá votar?, por citar un ejemplo claro y sencillo.

Deberían de hacerlo para saber si llevamos sillas, agua, paraguas. Los viejitos, pues tienen preferencia y son atendidos rápido, pero da miedo que se nos contagien.

Segundo, aquel equipo que cuente con mejor estructura de acarreo tendrá mayores posibilidades de triunfo. Es decir, no habrá reuniones matutinas multitudinarias como antaño, en casas particulares –sobre todo de las lideresas–, cuando pasaba un camión en ruta y los depositaban en el lugar de la urna correspondiente que, por cierto, esos eventos eran “reventados” por alguna corporación policiaca, sobre todo las federales, en este caso la Guardia Nacional.

Algunos aspirantes, como Célida López y su gente, ya están laborando en la realización de reuniones de un máximo de diez vecinos que se juntan en una casa de equis cercana a los visitantes. Otros, como el gobierno federal vía siervos de la nación, ya tienen su base de datos –con todo y celulares–, para decirles a los beneficiados de sus programas sociales que pasarán por ellos en carro para llevarlos a votar y regresarlos a sus casas. Ida y vuelta, “favor” completo.

¿Entiende ahora el por qué los de Morena y los siervos solicitaban datos (foto de la credencial de elector, número de celular, etcétera), a quienes se vacunaban?, ¿comprende el fondo de los programas sociales que tanto cacaraquean?

Mire usted. Lo primero es saber que pueden votar. Con la dirección se conforman secciones para crear rutas. El número de celular sirve para llamarle y decirle que pasarán a su casa, lo llevarán y traerán al sitio de votación. Ahí como sea en el traslado se le habla de los beneficios de la 4T y que pueden desaparecer si pierde Morena.

Aquel equipo que logre juntar el mayor número de carros particulares y que tenga la estructura para desarrollar una logística así, será sin duda el que lleve ventaja en la carrera por el triunfo. Claro, deberá haber trabajo de convencimiento y logística para hacer varios viajes: avituallamiento de gasolina, cargas de celulares, lonches, etcétera.

Saque cuentas: quien logre juntar 25 mil carros en el Estado y realice cuatro viajes durante la jornada con cuatro pasajeros cada uno, tendríamos los 400 mil votos que se requieren para ganar la elección.

La estrategia de comunicación será vital, pero ese será un tema para más delante.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *