fbpx
  • mié. Dic 1st, 2021

REDISTRIBUCIONISMO EN LOS CONFINES DE LA ESCASEZ

Sep 29, 2021

ALBERTO VIZCARRA OZUNA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Pelearse por un recurso que no alcanza es propio de las sociedades primitivas y característico de las comunidades de primates, como los chimpancés y otros tipos de monos. La presunción de sociedad civilizada se desprende de que el hombre posee la capacidad creativa para hacer uso de la ciencia y la tecnología, y con ello rompe los aparentes límites al crecimiento y a la disponibilidad de los recursos.

Empeñarse en una política de repartir el agua que no alcanza, como se hace con la operación ilegal del Acueducto Independencia, y advertir decretos de reparto de agua cuya disponibilidad no existe, nos pone muy cerca de los primates y muy lejos de la característica humana que hace uso de la ciencia y la tecnología para gestionar y manufacturar más agua que nos permita sacar a la sociedad del conflicto y ponerla en el horizonte del crecimiento, el bienestar y la felicidad del pueblo.

Cuando las instancias gubernamentales, por razones ideológicas o por apego a criterios de una política económica que renuncia al crecimiento, se alejan de lo razonable, le corresponde a la sociedad organizarse más allá de la condición de víctima, “afectado o quejoso”, para asumir la responsabilidad en la solución de los problemas y ejercer la función de gobernabilidad ante situaciones que claramente amenazan con la profundización de la ingobernabilidad y el consecuente “todos contra todos”.

Actuemos para evitar que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sea empujado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), al callejón sin salida que representa prometer agua no disponible a cambio de que se despoje a la tribu Yaqui y a las actividades productivas del sur de Sonora de más de 600 millones de metros cúbicos anuales que reclama como almacenamiento en el sitio del Novillo la operación ilegal del Acueducto Independencia.

Actuemos como seres humanos, no como primates.

Movimiento Ciudadano por el Agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *