fbpx
  • sáb. Jul 2nd, 2022

ARCHIVO CONFIDENCIAL

Dic 14, 2021

HABLEMOS DE LA ZONA DE TOLERANCIA…

ARMANDO VÁSQUEZ A. / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

AHORA QUE A Vicente Fernández se le ligó al apoyo primario recibido por Luclia en la zona de tolerancia de Hermosillo a través del apoyo que recibió de su  matrona, quien tenía en su congal más de cien mujeres trabajando en su proyecto y que fue clausurado en 1987 durante el gobierno municipal de Héctor Guillermo Balderrama, vienen a mi memoria cinco aspectos que me obligan a la necesidad de que las puertas vuelvan a ser abiertas a los hermosillenses a este tipo de espectáculos.

Veamos.

Primero, si analizamos la historia de las prostitutas que se han aposentado en Hermosillo, nos tenemos que trasladar a 1911 cuando se instalaron en el Parque Madero. De allí pasaron a los años a lo que hoy es el mercado municipal, luego brincaron a Garmendia y Jesús García y para 1955, instalarse en las calles Los Laureles, Las Flores y Del Olmo. 

A los nuevos dueños se les exigió en primer lugar, nuevas construcciones, modernas, funcionales e higiénicas. Allí se instalaron El Trancazo, El Tokio, El Patio, El Lucila, El Armidas, Río de Janeiro, La Burrita, El Candilejas, El Berthas, La Rumba, El Ruletero, El Tenampa, Bar Mary’s, El Janitzio, y El París.

Pasaron 40 años y vino a clausurar la zona con el Temo Balderrama en 1987.  https://bit.ly/3pWM9wm

Segundo. – Después de eso se desparramó la prostitución por todo Hermosillo y actualmente se encuentran en salas de masaje, espacios ubicados por el Morelos, el bulevar Kino, empresas dedicadas a la venta de mariscos, por el bulevar transversal, de reciente inicio por el buvelar Colosio final y las clásicas calles del centro de la ciudad y alrededores del Jardín Juárez, así como una veintena de antros teiboleros y un centenar de cantinas de diversas tonalidades.

Sume usted las citas cibernéticas. 

Tercero. – En total hay entre cuatro y cinco mil personas en Hermosillo (datos oficiales), que se manejan en   la industria de la prostitución de mujeres (80%) y hombres que se dedican a esto de la prostitución.

Cuarto. – Hay tres tipos diferentes de prostitutas, entre las que se anuncian en redes sociales sobresalen las universitarias –dicen que sobre todo de la Unison–, que poco a poco pierden espacio por los precios debido a que las jóvenes de los bachilleres les ganan terreno y están las secundarianas que entran al mercado. Estamos hablando de Hermosillo.

Están pues las universitarias que se diseminan entre antros, donde se quitan la ropa y cobran mil pesos diarios (precios actuales), que se incrementa al doble si se van con clientes tras llegar a acuerdos particulares. Luego, están las de de prepa que cobran 500 pesos por hora y se les ubica en cines, antros y espacios juveniles y las secundarianas que entran en la modalidad de perversión que no se exponen públicamente, pero cuyos lenones la tienen en catálogos que manejan por internet y cuyos precios se manejan entre 800 y mil 200 pesos la hora.

Es una industria, pero ya no es lo mismo de aquellas matronas que apoyaban a talentos como Vicente Fernández pues ya no es tema.

El tema actual es: ¿se deben o no abrir zonas rosas o de tolerancia en Hermosillo?, lo cual es una temática que se debe de poner a disposición de las autoridades actuales y de un consenso generalizado.

Si me pide mi opinión yo pienso que sí se deben abrir espacios para aglutinar, controlar, y promocionar a las prostitutas, pero anexado a ello hay que amplificar el espectáculo a otro, el del esplendoroso acto artístico como una estela secundaria, subterránea, de la actividad propia que merezca la defensa del putismo.

 Es decir, de alguna manera se debe dar permiso a quienes manejan el llamado renglón negro y establecer mecanismos que permitan impulsar las relaciones sexuales con mujeres u hombres de la vida galante con el interés general de preferencia artística.

Es crear una industria similar a Las Vegas. Pero quitemos el aspecto moral y todo lo que viene con ello. 

¿Qué puede pasar si se abren antros en los cuales podamos tener acceso a artistas famosos que por el placer per se únicamente se puedan presentar en ese tipo de espacios como ocurrió con Vicente Fernández?

Habrá pros y contras en este polémico tema, pero un hecho es muy cierto ¿qué puede pasar si se abre un centro de tolerancia o zona rosa en Hermosillo?

¿Nos beneficiará o perjudicará? 

Y quinto. – Ya leyó mi opinión. Ahora le toca a usted, estimado lector, elevar el consenso y establecer una posición que deje a los hermosillenses plenos, conformes.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios Quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                           

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                 

Twitter: @Archivoconfiden                                                                                       

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×