fbpx
  • mar. May 24th, 2022

Rams ganan el Super Bowl

Feb 13, 2022

#DESPIERTASONORA

Una yarda, 1:25 por jugar y en 2ª & gol. Aaron Donald y la captura más valiosa de su vida a 39 segundos del final. Así es como se escriben las grandes historias en los escenarios más importantes. ¡Los Rams de Los Ángeles consiguieron el milagro, hicieron valer su casa y son los campeones de la NFL por segunda vez en su historia!

En un partido emocionante hasta el final, los Rams ganaron el Super Bowl LVI 23-20 gracias a una actuación espectacular de Cooper Kupp y al liderazgo defensivo de Donald, que por fin le cumplió la promesa a su hija de bailar y festejar bajo el confeti azul y amarillo.

Dirigidos por Sean McVay, los Rams entregaron un gran partido ante unos Bengalíes de Cincinnati que lucharon hasta el final, pero no se dio aquel pase decisivo para el regreso y Matthew Stafford alzó su primer título después de 13 años como profesional… ¡Así de mágica fue la noche en el SoFi Stadium! Los Carneros demostraron porqué L.A. es la ciudad de los sueños.

Los Ángeles tuvo una segunda gran serie ofensiva con una escapada de Stafford de siete yardas y un pase de 20 con Cooper Kupp, en tanto Odell Beckham Jr quemó a Mike Hilton, atrapó el balón y cayó de espaldas para asegurar un touchdown de 17 yardas.

Los Bengalíes entraron en calor hasta su tercera posesión, con un impresionante pase de 46 yardas de Burrow con Chase, en el que el receptor superó a Jalen Ramsey y metió a los suyos a zona roja. Pero la defensa los mantuvo a raya y Tee Higgins no se quedó con el ovoide en tercera oportunidad, por lo que Evan McPherson recortó la diferencia con un gol de campo de 29 yardas (7-3).

Stafford movió las cadenas con Beckham Jr. (ruta cruzada y atrapada para 35 yardas) y otro con Darrell Henderson Jr., quien corrió 25 yardas por la banda izquierda para colocar a los Rams en territorio rival. Aprovechándose de un flojo perímetro, Stafford encontró a Kupp en un envío de 11 yardas, pero los equipos especiales de Cincinnati presionaron, evitaron la patada e incluso un intento desesperado de Los Ángeles por conseguir dos puntos.

Para evitar irse al descanso con un partido cuesta arriba, Burrow puso manos a la obra y culminó una larga posesión de 12 jugadas, 75 yardas y 7:04 con un pase de seis yardas con Higgins, quien estaba desmarcado en la zona prometida. Con el extra de McPherson, la diferencia era de tres puntos (13-10). El partido se intensificó y lo mejor estaba por venir.

Pero el partido dio un giro a favor de Cincinnati: Beckham Jr. salió del partido tras lastimarse la rodilla y los Rams fueron forzados a una cuarta oportunidad, Stafford forzó un pase largo para Van Jefferson y fue interceptado por Jessie Bates III, aunque no pagaron nada por esa entrega.

El medio tiempo le sentó de maravilla a los Bengalíes: en la primera jugada, Burrow encontró a Higgins por la banda izquierda; el receptor aprovechó que Ramsey perdió el equilibrio y convirtió una recepción de 75 yardas para anotar y darle la primera ventaja a Cincinnati (13-17).

Por el contrario, la pesadilla fue total para los Carneros: en el intento de recepción, Ben Skowronek desvió el balón con su mano y se regaló a Chidobe Awuzie, con lo que los Bengals recuperaron en zona roja. Aaron Donald minimizó el daño a capturar a Burrow y McPherson anotó un intento de 38 yardas para el 13-20.

Los Carneros comenzaron a mover el balón, pero se estancaban en el momento decisivo: en una jugada reversible, Stafford estuvo muy lejos de atrapar el pase que le mandó Kupp, por lo que Matt Gay convirtió el intento de gol de campo de 41 yardas para reducir la diferencia (16-20).

La defensa de L.A. también hizo su trabajo con capturas de A’Shawn Robinson y Von Miller, con lo que obligaron el despeje, aunque la ofensiva estuvo en un trance de estancamiento y Burrow regresó al emparrillado. En el último cuarto, Von Miller reapareció en una importante tercera oportunidad y capturó al joven quarterback, manteniendo a los suyos en el partido.

En cuarta oportunidad y una yarda por avanzar, Kupp mantuvo viva la posesión con una jugada reversible para siete yardas de ganancia; además, un sujetando de Logan Wilson en tercera oportunidad le dio vida a los Rams para un último milagro… el cual fue cumplido por el propio Kupp. Los Carneros lo consiguieron y son campeones de la NFL.

Contenido de MILENIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×