fbpx
  • mar. May 24th, 2022

ENTRETELONES

Feb 14, 2022

INQUINA IRRACIONAL

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Por culpa de su hijo José Ramón, ya no habla de la acrisolada honestidad de su administración ni de su austeridad republicana; ahora su discurso es de odio, de inquina y de amenazas contra quien puso la gota que derramó el vaso y evidenció su pésima catadura moral. 

Tal como ha ocurrido en las últimas semanas, era previsible que en la mañanera de este viernes pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistiera en atacar a comunicadores y medios de comunicación críticos, que han divulgado detalles de las trapacerías de su hijo y su nuera Carolyn. 

En mala hora que haya sido Sonora, que haya sido Hermosillo, donde se registró ese punto de quiebre, ese hito histórico, donde un presidente de México incurre en el monumental desatino de exhibirse como el brutal inquisidor que pretendió endilgar a la canciller de Panamá, en el marco de una de las primeras cortinas de humo con que pretendió ocultar los moches entregados a su primogénito por la empresa Baker Hughes y los beneficios para ésta de parte de PEMEX. 

Sí, en mala hora que haya escogido a Sonora para escenificar lo que sin duda en el futuro se recreará como la mayor estupidez cometida por un presidente en la historia de México, pero que por lo pronto puso en segundo o tercer plano los eventuales beneficios que pudo haber dejado ese periplo, aunque previamente se sabía que solo fue para evaluar avances de cosas anunciadas en el pasado. 

Se evaluaron avances de programas sociales en Yécora, se evaluaron avances de obras de conversión y remodelación de dos estadios de beisbol que serán convertidos en escuelas de bachillerato deportivo; se evaluaron avances del plan de justicia yaqui; se anunció que plan similar se emprenderá en la tribu seri y se solazaron con los croquis y maquetas sobre lo que será la modernización del puerto de Guaymas. 

A fin de cuentas, lo medular, lo más importante de la gira presidencial, porque así lo decidió el mismo López Obrador en franca descortesía a su anfitrión el gobernador Alfonso Durazo Montaño, fue escalar su obsesiva e irracional inquina y odio contra el periodista Carlos Loret de Mola, de quien mostró presuntos millonarios ingresos anuales y anunciar que solicitará al SAT una indagatoria al respecto, entre otras pendejadas francamente infantiles. 

Por supuesto que en su catilinaria no citó el contexto del porqué su troglodita exposición y por supuesto en su argumento de que en aras de la transparencia el periodista debería confesar cuánto gana y quien le paga, no incluyó a su hijo José Ramón López Beltrán y a su nuera Carolyn Adams, dejándonos con la sensación de no saber si lo que se pretende ocultar tras de una cortina de humo es menos peor que la argucia utilizada o si ésta causará más daño que lo que se pretende ocultar. 

Y lo demás fueron consecuencias. Más tarde, al ser cuestionado por las reacciones por sus irracionales declaraciones, López Obrador dijo que el debate es bueno para la democracia, mientras que sus panegíricos se desgañitaban asegurando que su amo solo ejerció su derecho de réplica, como si anunciar represalias, utilizar información privilegiada de instancias de su gobierno y arremeter contra la libertad de expresión fuera un ejercicio democrático y que el derecho de réplica solo fuera insultar y no aclarar lo que considere falso de cualquier información vertida. 

El abuso de poder, el autoritarismo y despotismo del presidente logró lo impensable, porque más tarde se rompieron todos los récords mundiales de la plataforma Space, en donde a lo largo de más 10 horas se sumaron las voces y escuchas de alrededor de 750 mil personas de todo signo ideológico y perfil profesional y por supuesto de comunicadores, que hicieron puntual desglose de la personalidad de un presidente negado a aceptar voces críticas y empecinado en reprimirlas con toda la fuerza del estado. 

Nos echamos más de siete horas de dicha interacción y dimos cuenta de poco más de 60 mil entre oyentes y hablantes conectados a dicha plataforma, a la cual se unieron en al menos una ocasión, más de 750 mil internautas y valga decir que lo que ahí se dijo, en términos generales, lo hemos venido sosteniendo en nuestros espacios desde hace meses. 

No pudimos ser acreditados para la cobertura presencial de ninguno de los eventos de la agenda presidencial en Sonora y aquí es donde extrañamos no tener comunicación directa con allegados al gobernador o con el mismo titular del ejecutivo para que nos comentara sobre el estado de ánimo del mandatario federal luego de las consecuencias de sus desbarres propios de un psicópata. 

Es por eso que nos atenemos a lo que percibimos en el gesto del presidente en sus distintos eventos durante estos tres días de arrastrar la cobija, en espera de las consecuencias por haber violado un altero así de disposiciones legales y constitucionales, solo porque su hijo lo dejó sin su discurso de honestidad y austeridad y puso en evidencia la rampante corrupción de su administración. 

Si trató de concentrar la atención de la opinión pública en lo que supuestamente gana el periodista para que no se hable de las evidentes irregularidades en la relación de su hijo, nuera, Baker Hughes y PEMEX, pues no lo logró, ya que además de la desmesura y excesos declarativos del viernes, fue desmentido en toda la línea y no tarda en confesar que mintió al mostrar la tarjeta informativa con todo y sus faltas de ortografía, con el fin de rescatar algo de su ya exhibida pésima catadura moral. 

Más que evidente que el presidente quisiera ver muertos a todos sus críticos que ejercemos el periodismo y a los que se han agrupado en organizaciones civiles para ser el contrapeso que no han logrado los partidos políticos y ya nomás falta que también quiera ver muertos a quienes no voten por él y por ser enemigos de su proyecto de gobierno, que para eso ha concedido inmenso poder al ejército. 

O sea, la antidemocracia en todo su esplendor con un presidente, cuya condición mental francamente luce muy deteriorada, recurriendo cada vez con más frecuencia al abuso de su poder, destacando que tales obsesiones no las aplique contra integrantes del crimen organizado, contra su parentela corrupta, al igual que la mayoría de los integrantes de su gabinete.

Lo menos que debería hacer el presidente es exigir que su hijo de la cara y si tiene ese poder como para ordenar indagar ingreso de un periodista, también debe tenerlo para que se investigue el origen de la súbita riqueza de su vástago, pero lo que no hay que olvidar que esto se trata de protegerlo y de una brutal intentona de criminalizar el ejercicio del periodismo crítico y de la libertad de expresión. 

En resumen, el presidente trae un buen atascadero, con franca tendencia a empeorar al privilegiar sus pleitos mientras la pandemia por el Covid-19, el crimen organizado y la inflación expanden sus efectos por todo el país, y en lo particular, mientras que los sonorenses esperábamos más que anuncios, evaluaciones y arrebatos en esta gira que, afortunadamente concluye este domingo por la tarde. 

Pero no hay mejor resumen que el expuesto por el papá de Carlos Loret de Mola, Don Rafael, quien en una videograbación de poco más de 14 minutos, realizó descarnada exposición respecto a la personalidad y ejercicio de quien lamenta fue su amigo, con cáustica descripción de la familia presidencial, dando a conocer además asuntos que no sabíamos sobre como el ahora presidente trataba a su esposa Rocío, ya fallecida. 

Muy enojado se escuchó al decano periodista al mostrarse arrepentido de haber sido amigo del presidente a quien se dirigió siempre en primera persona, hablándole de tu y exhibiendo las miserias y ruindades que ya tienen asqueada a buena parte de la sociedad mexicana. 

Vamos a reconocer que en eso de los arrepentimientos, nos identificamos con Don Rafael, ya que somos uno de esos que lamentamos el haber creído y quizás abonado con algo al desastre que ahora representa el que un psicópata ocupe la presidencia de México. 

Por cierto, el gobierno de López Obrador pega muy fuerte a las verdaderas corrientes liberales, progresistas y de izquierda de este país e incluso de Latinoamérica, al ser factor fundamental del fortalecimiento de la ultraderecha que representa muy bien el populismo retrógrado del tabasqueño en México, tal como lo hizo en Estados Unidos su contlapache Donald Trump. 

Ya veremos si el martes el gobernador Durazo abunda en datos sobre los beneficios concretos derivados de la gira presidencial o antes a lo mejor lo hace el presidente municipal de Hermosillo Antonio Astiazarán, quien estuvo incluido en el evento con la tribu seri y el estadio Héctor Espino. 

Como sea, se agradece que al menos hasta ahora el gobernador Durazo se mantenga ecuánime y no le entre a ejercicios de imitación en su trato con medios ni con organizaciones de la sociedad civil, lo cual ya es mucha ganancia, destacando además que en los cotidianos zipizapes del presidente contra medios de comunicación, los aludidos no publiquen una sola palabra al respecto en sus notas informativas, como si hubiera un pacto que podría resumirse en que a los locos solo hay que escucharlos. 

Está como esa pausa que anunció el orate en las relaciones entre México y España, que salvo la lógica extrañeza que externaron instancias formales del gobierno español, no ocurrió absolutamente nada, cuando con protagonistas serios y respetables, un episodio de esa naturaleza hubiera ameritado la intervención de hasta la ONU, la OCDE, la OEA e instancias de dicho nivel, pero como se trató de Lopitos, muy pocos lo tomaron en cuenta. 

En fin, es de esperarse que luego de la garroteada finsemanera, el presidente utilice la mañanera de este lunes para disculparse por sus agresiones contra medios de comunicación, investigadores, científicos, mujeres, clases medias, niños con cáncer y a toda esa gran masa de mexicanos que ha agraviado; exija a su hijo y nuera a dar la cara respecto a los montos de sus ingresos y su origen, como primeros pasos para tratar de recuperar la credibilidad en su discurso de austeridad y honestidad. 

@Samvalor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×