fbpx
  • lun. May 23rd, 2022

ENTRETELONES

Feb 23, 2022

BUENOS NÚMEROS

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, dirían quienes se niegan a quedarse con una versión de los hechos, sin tomar en cuenta circunstancias aleatorias, conexas y concatenadas en un gran todo y que tomadas en cuenta, pueden configurar una realidad más completa, sea cual fuere el tema. 

Este martes el gobernador Alfonso Durazo Montaño encabezó la estrategia de control de daños luego de la ocupación de Caborca por un ejército de sicarios hace unos días y en tal esfuerzo incluyó toda la numerología respecto a las tendencias a la baja de prácticamente todo el esquema delicuencial de varios municipios de la entidad. 

Muy interesante el índice estadístico presentado por el mandatario estatal con el apoyo de la secretaria de Seguridad Pública, María Dolores del Río, quien dicho sea de paso padece un síndrome similar al del titular de SIDUR, Heriberto Aguilar, en eso del manejo del power point. 

Pero lo importante no son dichas impericias ni que el gobernador haya exigido –aunque menos exasperado que con Betito, sudar a los técnicos para que buscaran las láminas correctas, las cuales a fin de cuentas al parecer encontraron o las hicieron al vuelo. 

Como sea, en el desglose sobre la incidencia de delitos en la entidad a partir del 13 de septiembre pasado, los numeritos y porcentajes presentados, muestran notable baja en las tendencias, todas ellas por debajo de la media nacional tratándose de feminicidios, secuestro, extorsión, robos domiciliarios, a personas y de vehículos e incluso presenta leve baja pero baja al fin los homicidios dolosos. 

No crean que al dar a conocer esa información el gobernador lució jactancioso. No, se percibió cauteloso y con moderado optimismo, que en el caso de Caborca, anunció que se reforzará el estado de fuerza con 500 integrantes del ejército y 100 elementos de la Guardia Nacional, para lo cual ya se tiene el proyecto de construir un nuevo cuartel. 

Vamos a subrayar que todo lo dado a conocer, cifras y tendencias, es en función de reportes procesados a través del 911 y apertura de carpetas de investigación y a eso nos referimos cuando se dice, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, porque esa otra cosa se refiere a los efectos del temor, el miedo de los ciudadanos en esa región del llamado tercer mundo, sujetos a un régimen de amenazas que por supuesto no se atreven a denunciar. 

Es común saber, que así como ocurre en otras regiones del estado, que en Caborca hay robo masivo de ganado e incluso ranchos tomados por bandas del narco; extorsiones, cobro de piso hasta a taqueros, taxistas y transporte público, que como decíamos no son denunciados al 911 por miedo y que por ende no hay carpetas de investigación abiertas y no forman parte de estadísticas. 

Insistimos, a eso nos referimos al decir que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, porque una cosa es desglosar la ocurrencia de hechos públicos o de denuncias ante instancias de autoridad y otra cosa es toda esa realidad que se guardan para sí ciudadanos que para no sufrir más daño, prefieren guardar silencio y aguantar en la espera que los abusivos a fin de cuentas sean detenidos o ejecutados. 

Suponemos que áreas de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública, de la MARINA, SEDENA, Guardia Nacional, Fiscalía General de la República, deberían estar atendiendo ese tipo de situaciones, pero no para asentarlas en datos estadísticos, si no para establecer mecanismos de protección. 

No es consuelo que tal situación se extienda a otros municipios y regiones de Sonora, principalmente en la zona serrana, en donde la bucólica paz de estos días, es por el control ganado por algún grupo y por el sometimiento que han logrado en dichas comunidades e incluso de autoridades. 

Bien el que siga forme el proyecto de construir una carretera de Altar-Caborca-El Sásabe, la cual no solamente facilitarán operativos y reforzará las condiciones de seguridad que reclama la gente de esa región, ya que como siempre hemos sostenido, las buenas comunicaciones, abatir aislamientos, entre comunidades tiende a desplazar a bandas criminales.

Lo cierto es que los buenos números presentados tampoco son consuelo para las familias que tienen que sufrir esporádicos –hechos aislados pero frecuentes, como dirían los clásicos—o quienes en mala hora estuvieron en un lugar y tiempo equivocado, cuando además, el pasado mes de enero, con sus 159 víctimas de homicidio doloso, es el mes más violento desde que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lleva a cabo esos registros, sin importar que la tendencia sea a la baja. 

En fin, en la conferencia de prensa también estuvo el Secretario de Hacienda, Omar del Valle Colosio, a quien el gobernador le ahorró declaraciones ya que él mismo se encargo de informar que se estructura todo un esquema para ahorrar costos y facilitar el trámite para enderezar autos chuecos, proceso para el cual se autorizó la participación de agencias aduanales de Hermosillo, Guaymas, Agua Prieta y Ciudad, cuando sólo estaban acreditadas las de Nogales y San Luis Río Colorado. 

El gobernador también anunció que en un término de tres meses, todo el estado de Sonora, hasta las comunidades más apartadas tendrán conectividad a través de telefonía móvil y con ello, acceso a redes sociales, como es el caso de la comunidad Seri de Punta Chueca, en donde a pesar de su cercanía con Bahía de Kino, carece de ese servicio.

Pues qué chulada que así fuera en comunidades de la sierra de Sonora, desde donde para poder comunicarse tiene uno que andar de cerro en cerro buscando señal.

Por poco se nos pasaba que el próximo sábado, Claudia Sheinbaum tendrá acto de precampaña en La Paz Baja California Sur, en donde en un evento disertará sobre casos de éxito en materia de seguridad pública y movilidad que se supone ha logrado como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. 

A dicho foro o reunión asisten representantes de los estados de Baja California, Nayarit, Sinaloa, Sonora y por supuesto del Estado anfitrión, con la participación de la señora citada, así como el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, mandatarios estatales y demás, para platicar sobre turismo, seguridad, infraestructura, energía y demás. 

Por lo demás, en el Congreso del Estado hubo sesión y tal como lo adelantamos en el anterior despacho, a través del coordinador Ernesto de Lucas Hopkins, la bancada del PRI presentó una iniciativa de ley que permita al ICATSON adecuarse a las tendencias laborales que en estos tiempos cambian constantemente, dotando al instituto nuevas herramientas que sirvan acreditar capacidades y habilidades en el manejo de herramientas tecnológicas. 

Muy buena la propuesta y sobre todo práctica e indispensable ya que permitirá a egresados enfrentar los retos para ocupar plazas de trabajo mejor pagadas o emprender negocios propios, impulsando así una nueva generación de trabajadores preparados para el uso extensivo de las tecnologías de la información y la comunicación. 

Como bien lo dijo “El Pato”, Sonora se caracteriza por tener una fuerza laboral importante y capacitada, que muchas veces está por encima de los puestos de trabajo que generan las propias Mipymes. “Esto se debe en gran medida, a que no hemos sabido vincular las nuevas actividades de servicios que requieren un nivel más especializado de capacitación”, acotó. 

Subrayó que esas nuevas tendencias de empleos, impulsadas por el desarrollo de nuevas tecnologías, no han encontrado vinculación entre las habilidades de las fuerzas de trabajo disponibles. Se estima que las tendencias laborales en México y en nuestra entidad, continuará concentrándose en competencias de alto nivel, sobre todo en áreas técnicas como la informática, la construcción y la ingeniería. 

“El mundo avanza a pasos agigantados en estas nuevas herramientas y, por ende, el gobierno tiene que actuar de manera mucho más rápida y eficaz para generar una nueva clase trabajadora que afronte con éxito estos nuevos retos”, enfatizó. 

Como una cosa lleva a la otra, al igual que ocurre en otras dependencias de gobierno, también en el ICATSON, los y las recién llegadas a puestos de mando han desatado infiernos en contra de hasta servidores públicos sindicalizados que son objeto de acoso laboral, amenazas y despidos injustificados, sin el mínimo respeto a derechos laborales. 

Este martes nos encontramos con Rosa Icela Mozqueda Moreno, modesta servidora pública, a quien la directora de la Unidad de Capacitación del organismo, María Inés Palafox Duarte, pretendió obligarla a firmar una renuncia voluntaria; ante ese abuso, Mozqueda Moreno acudió a su representante sindical para que la auxiliara, con la novedad de que el subdirector de Recursos Humanos, José López Rodríguez que su baja había sido por órdenes del mero gobernador Durazo Montaño. 

Del director general del ICATSON, Rodolfo Ramírez Gallardo ni hablar, ya que ni sus luces, porque ni va a las oficinas de la dependencia, al tratarse de una persona importada de la Ciudad de México, mientras que por su negativa a firmar la citada “renuncia voluntaria” y exigir respeto a sus derechos laborales, de plano la señora Palafox Duarte, le impidió el acceso a su área de trabajo. 

La verdad es que son fregaderas que se vayan contra personal sindicalizado y lo hagan de esa forma tan de trogloditas, tal como lo han hecho con otros casos, que tratándose de personal de confianza o de honorarios, se entendería, aunque también en sus casos se deben respetar derechos laborales. 

La perjudicada considera que en su caso subyace una artera violación a sus derechos humanos y laborales que son irrenunciables, así como un atentado a su condición de mujer, viuda y madre de un hijo y cuyos antecedentes como trabajadora del ICATSON no tienen ningún tache, considerando que su despido es discriminatorio y un atentado contra la equidad e igualdad de género. 

Pues como el sindicato nada puede hacer ante el poder de la nueva administración será el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Pedro Gabriel González Avilés quien se eche ese trompa a la uña, ya que este mismo martes interpuso la queja correspondiente, en la cual exige únicamente que se le restituya el daño ocasionado en sus derechos laborales, humanos y como mujer. 

Lo malo del asunto es que esa denuncia es como la punta del iceberg, toda vez que casos similares ocurren particularmente en el DIF donde las manda cantar Lorenia Valles, a quien al parecer le brotó su conducta patronal de forma exacerbada en contra de servidores públicos de modesto nivel. 

@Samvalor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×