fbpx
  • mié. May 25th, 2022

ENTRETELONES

Feb 28, 2022

UTOPÍAS FANTÁSTICAS

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Aún recordamos cuando el entonces comisionado de turismo, Alvaro Obregón Luken se hizo velas a la mar y emprendió la instalación de lo que llamó la escalera náutica del Mar de Cortés, que consistía en el establecimiento de puntos de atraque de yates y veleros a lo largo de la costa sonorense para avituallamiento de alimentos, servicios, combustibles para ese tipo de turismo en el Golfo de California. 

También recordamos el esfuerzo del entonces gobernador Rodolfo Félix Valdés para regularizar la caótica situación de la tenencia de la tierra en la zona turística de Puerto Peñasco, que amenazaba en escalar a un conflicto binacional por los efectos entre miles de ciudadanos de Estados Unidos que resultaban afectados como posesionarios. 

Lo de la escalera náutica fue flor de un rato y no se le dio continuidad, no así en el caso de la regularización de terrenos turísticos en lo que ahora puede ser considerado como el principal polo de atracción para vacacionistas del suroeste y centro de los Estados Unidos, en donde se asegura, que a pesar de no tener costas, las lanchas per cápita es superior que en el resto de ese país. 

También recordamos el fraudulento esquema de licitación para construir el Home Port de Puerto Peñasco que a fin de cuentas suspendió esa obra que preveía abrir la puerta a los cruceros en el Mar de Cortés, y también recordamos los resultados de las gestiones del ahora presidente municipal de Hermosillo para que Guaymas fuera incluido en los puntos de atraque de esos gigantescos navíos. 

Está también el flashazo que representó el que la entonces gobernadora Claudia Pavlovich consiguiera que el Crucero Astoria de la naviera británica Cruise and Maritime Voyages, tuviera tres viajes en la ruta Puerto Peñasco, Topolobampo, Mazatlán, Cabo San Lucas, La Paz, Loreto, Santa Rosalía y Guaymas, aunque se vino encima el Covid-19 y todo quedó en suspenso. 

Hasta este común mortal ha tenido fantasías respecto al aprovechamiento que debería darse a 816 kilómetros de costa; a esos 160 mil kilómetros cuadrados de aguas relativamente poco profundas y tranquilas, con una biodiversidad tan rica, que al explorador y navegante Jacques-Yves Cousteau, lo llevó a considerar que se trataba del acuario del mundo. 

Hasta ahora, lo emprendido en dicha dirección han quedado en el ámbito de lo utópico, en lo inconcluso, en lo de esfuerzos frustrados por una u otra razón, quedando sólo la operación de empresas presuntamente camaronícolas; ruta del narco; playas semiprivadas, algunos exclusivos resorts turísticos, anquilosadas marinas, pesca furtiva y a últimas fechas, fraudulento mercadeo de lotes de terrenos nacionales a particulares. 

Pues de nueva cuenta se ha puesto sobre la mesa otro ambicioso proyecto para aprovechar esa riqueza natural, ratificando el gobernador Alfonso Durazo Montaño lo que ya había anunciado, en el marco de su acostumbrada alegoría a mega obras y mega inversiones que anuncia en las conferencias de los martes, pero que hasta ahora se mantienen en el terreno del croquis, del power point y las maquetas. 

En los trabajos de la Mesa del Pacífico celebrada en La Paz, Baja California, los gobernadores y gobernadora de los estados de las dos bajas, Sonora, Sinaloa y Nayarit, acordaron registrar la marca Riviera Mar de Cortés, para en conjunto promover en el mundo sus atractivos turísticos, que incluye concretar una empresa de cruceros mediante la participación de recursos públicos y privados. 

No creemos que pudiera lograrse al mismo tiempo, pero para Sonora, dicha macroproyecto prevé la modernización del puerto de Guaymas, la carretera Guaymas-Chihuahua, la conclusión del home port  de Puerto Peñasco, infraestructura para el muelle turístico para atraque de embarcaciones en Bahía de Kino, modernización de la carretera Hermosillo-Bahía de Kino, infraestructura para un muelle multipropósito e infraestructura para recepción al desembarque en Punta Chueca, y la construcción de la marina en Guaymas. Nada pescadito. 

A ojo de buen cubero, pudiera tratarse de fantasías, de utopías a la luz de la realidad económica del país; de los tiempos y cronogramas de la administración pública y porque una cosa es tener muchas ganas e intenciones y otra es satisfacerlas y concretarlas, pero que por supuesto pudieran ser posibles en el largo plazo si hay persistencia y continuidad en esos esfuerzos. 

Las fantasías son el alimento del alma, las que impulsan el ánimo y las ganas de hacer cosas para vivir mejor y por más que las descalifique el orate que tenemos como presidente de México, esas aspiraciones las debemos mantener vivas, así como debe mantener el gobernador Durazo esos proyectos, que lo que logre en esa dirección ya serán ganancias. 

Pero vamos a abrir un breve paréntesis para referirnos al lastimoso espectáculo que ofrece al respetable el estrenado dirigente estatal del PAN, Gildardo Real Ramírez, a quien se le ocurrió publicitar como un caso de éxito de gobiernos del PAN, el fraudulento programa de Uniformes Escolares con el que la familia de Guillermo Padrés Elías se sirvió con la cuchara grande. 

Increíble la estulticia del dirigente panista al considerar que los sonorenses no recordamos la truculenta maniobra para robarse 13 millones de dólares de dicho programa, mediante una operación financiera donde participó un empresario, su carnal Miguel, funcionario del banco Wells Fargo y demás, quienes al estilo mafioso maniobraron para lavar ese montón de lana. 

Y no son imaginaciones ni nada: todo está documentado e incluso es por esa trapacería que Padrés estuvo en la cárcel y que siga con un localizador en una de sus patas. Otra cosa es que tenga buenos abogados y mucho dinero para pagarles y pagar para traficar con influencias. 

El PAN Sonora tiene muchos casos de éxito como gobierno, lo que no tiene un buen seleccionador de los mismos y por eso la babosada de referencia. 

Mientras tanto, el pasado viernes venció el plazo para el registro de aspirantes y “aspirantas” a presidir la Comisión Estatal de Derecho Humanos, ya que a Pedro Gabriel González Avilez se le venció el plazo a principios de este mes. 

De acuerdo a la convocatoria, este lunes se da a conocer el listado de aspirantes inscritos, luego de cumplirse las distintas etapas que ha conducido la presidenta de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso del Estado, que preside la diputada Diana Karina Barreras Samaniego e integrada por María Jesús Castro, Beatriz Cota, María Luisa Gaytán, Ernesto Munro, Celeste Taddei y Rosa Elena Trujillo. 

Ahora siguen las entrevistas a las y los aspirantes; recepción de manifestaciones y opiniones de los aspirantes y luego la discusión y proceso de acuerdo entre los integrantes de la comisión para emitir el dictamen correspondiente que será votado por el pleno legislativo antes de cumplirse la primera quincena del mes próximo. 

Sabe donde quedó eso de la máxima publicidad de ese tipo de asuntos tratándose particularmente de un organismo autónomo, ciudadano, pero el caso es que poco se sabe de las identidades de ellos y ellas que acudieron al Congreso del Estado para registrarse como aspirantes antes de las cinco de la tarde, pero por lo que sabemos, fueron 27 aunque de muy pocos sabemos sus identidades. 

También sabemos que la diputada Barreras Samaniego ha hecho con pulcritud su trabajo en el proceso de selección y es de esperarse que el trámite concluya con la escogencia del mejor perfil, aunque tal responsabilidad será del pleno y no solo de la comisión dictaminadora. 

Por lo pronto, este reportero considera que sin lugar a duda el mejor perfil de los registrados es Octavio Grijalva Vázquez, quien a través de las redes sociales dio a conocer su registro, luego de una larga trayectoria como profesional de la abogacía y activista en favor de los derechos humanos en Sonora, así como haber sido consejero electoral. 

Miren, es mucho currículum del mencionado, para que se pretenda su descalificación por haber atendido una queja de la embajada de la India en contra del sistema penitenciario de Sonora, al denunciar maltratos contra un ciudadano de ese país que se encontraba, o aún se encuentra preso, en el CERESO de Hermosillo, por asesinar con suma saña a jovencita en Bahía de Kino.

Quienes cuestionan la intervención de Grijalva Vázquez en dicho asunto, no saben ni papa de derechos humanos ni de las responsabilidades que deben cumplir quienes están a cargo, tutelan ese respeto que las instancias oficiales deben tener para todos los ciudadanos, ya que una cosa es defender derechos humanos y otra como abogado de la defensa de cualquier delincuente, aunque ética y legalmente tampoco habría que reprocharles nada. 

Recordamos el refuego que se armó porque como visitador de la CEDH, Grijalva Vázquez dio cumplimiento a una queja promovida por la embajada de la India y que quizás al calor de un suceso muy conmovedor socialmente, se emprendió en contra de su intervención, pero que prevalezca hasta ahora dicha ignorancia, sí que son fregaderas. 

Es más, también recordamos que en el proceso de selección del INE para nombrar consejeros al Instituto Estatal Electoral del Estado de Sonora, dicho asunto fue puesto sobre la mesa con propósitos de que fuera rechazada su aspiración, pero la explicación dada, la argumentación expuesta ante los seleccionadores sobre el tema, gravitó sustancialmente para que fuera favorecido. 

Habrá qué ver otros perfiles inscritos, pero por lo pronto, este señor podría ser un buen ombudsman para los sonorenses, reservándonos la posibilidad de abundar mucho más sobre este tema en los siguientes Entretelones. 

A propósito de trámites de selección en el Congreso del Estado, para este presunto experto en procesos legislativos resulta inexplicable que a pesar de haberse aprobado por unanimidad la integración del ISTAI, las nuevas comisionadas y el nuevo comisionado no hayan rendido protesta en la misma sesión donde se aprobó el dictamen correspondiente, tal como acostumbra la técnica parlamentaria. 

Hemos hecho consultas y la información es sumamente difusa, quedándonos la impresión de que lucen con muy fuerte fundamentación las impugnaciones en contra de Guadalupe Taddei y Ana Patricia Briseño, toda vez las recientes reformas que establecen limitantes para quienes han ocupado posiciones en organismos electorales, así sean autónomos. 

Es solo una figuración que a lo mejor se trata de otra cosa y en la sesión del martes levantan la manita en señal de protesta para así acabar con cualquier duda. 

Sin salirnos de la Cámara de Diputados local, de destacar el trabajo de tierra que realiza la legisladora priista Karina Zárate, quien no levanta el dedo del renglón en el tema que con mucho es su especialidad: el bienestar de la niñez, adolescencia y juventud sonorense. 

Como presidenta de la comisión citada, ha sostenido reuniones con representantes de diversos sectores con el fin de integrar la Convocatoria del Parlamento Juvenil, instancia que contará con la participación del Congreso del Estado de Sonora, la Secretaría de Educación y Cultura, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana y del Instituto Sonorense de  la Juventud, en el marco de la necesaria apertura de espacios para que se conozcan y se promuevan valores de la cultura cívica, dentro de los principios de honradez, eficacia, legalidad e imparcialidad de los Poderes del Estado. 

Miren, la propuesta que promueve la diputada Zárate es que el Parlamento Juvenil sea conformado por 33 diputados juveniles y sus respectivos suplentes, compuesto por 11 jóvenes de educación secundaria, 11 de Educación Media Superior y 11 de Educación Superior, quienes abordarán los temas de: “Políticas públicas en materia de salud por a la pandemia de COVID-19”,  “Regulación sobre la nueva normalidad que vivimos”, “La igualdad de derecho y discriminación”, Internet y redes sociales, cuáles son los riesgos y beneficios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×