fbpx
  • lun. May 23rd, 2022

ARCHIVO CONFIDENCIAL

Mar 28, 2022

TRAS INCENDIOS, BUSQUEN AL INDIGENTE…

ARMANDO VÁSQUEZ A. / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

HACE UNOS días, mi hijo mayor me daba raite rumbo a la oficina con la ventana de su lado abajo. En un semáforo en rojo hizo alto en el crucero de la Heriberto Aja y Encinas Jhonson.  De pronto se acercó un indigente de unos sesenta años, con color de pavimento, a pedir el famoso peso, pero sin cubrebocas. Estaba cerquita, pegado a la ventana, invadiendo espacios, como si nos conociéramos de toda la vida. Le llamé la atención por la falta de cubrebocas y empezó con bravatas. Lo alejé con el más florido de mis lenguajes.  

En otra ocasión, transportándome en un Uber, si, mi carro sigue en el taller, temprano a eso de las once de la mañana, platicando con el chofer vimos que de uno de los cerros del oriente se quemaba y desprendía humo blanco. Me platicó que en sus recorridos le ha tocado ver incendios por toda la ciudad y lugares ya comunes: Vado del Río, edificios públicos (sobre todo por la Juárez) y casas abandonadas, (en barrios y en el centro de la ciudad) así como lotes donde hay basura, en diferentes cerros y donde a usted se le ocurra.

Me comentó que le tocó platicar con una cajera de un Oxxo quien no quiso venderle fósforos –no piden encendedores–, a un indigente que se la lleva en el HSBC ubicado por el periférico Norte y Perimetral porque los utilizaba para iniciar incendios. Ya lo conocían por portar colgados de su ropa diferentes tipos de alambres que, según esto, fungían como antenas.

En el trayecto de mi viaje de diez minutos vimos a seis indigentes, desde el que pasó por enfrente del carro –se veía bien vestido, no charrapastroso–, de quien, me dijo el chofer, no gusta de tocar ningún tipo de rayas. Y es cierto, brincaba aquí, le sacaba la vuelta allá. Una manía.

Ví a otro que hurgaba en botes de la basura, más allá caminaba uno de acá para allá y se regresaba, sin sentido, los hay quienes están sentados, confundidos, pegados a la pared que les da sombra. También los clásicos jóvenes chamagosos que cargan su sucia mochila y uno que otro tullido. 

Están por supuesto los que se colocan temporalmente en cruceros quienes son inconsistentes, individualistas, egoístas y solitarios: ¿cuándo ha visto que dos indigentes soliciten limosna en un mismo espacio? 

Una vez que reúnen veinte pesos (o poco más), se acabalan para acudir a la tienda de conveniencia más cercana y compran su costeñito o bien droga, (tacha o el pedazo de cristal) que curiosamente tienen buen tiempo con ese precio a pesar de la inflación.

En la plática recordamos al famoso contador quien laboró en el Banco de México como tal pero que se deschavetó. Creo que ya se murió. Y tantos más. Los más peligrosos y violentos son los que se drogan, me dijo el conductor del Uber, pues en su locura arrojan fósforos encendidos –ahí caí en cuenta por qué no compran encendedores–, y son pirómanos que deambulan sin destino fijo. Los hay quienes caminan y caminan, no sienten el cansancio por el uso de droga y les entra el ansia de caminar por caminar sin parar por lo cual se pueden observar incendios en cerros. 

En la red informal que conforman los taxistas, se ha dicho que tras cada incendio se busque al indigente más cercano como seguro culpable, pues les gusta ver las llamas crecer. Remember Parque Recreativo La Sauceda que fue tomado como pernoctadero.

Detalles:

1.- Hay quienes portan algún arma punzo cortante pues en su drogadicción/esquizofrénia, ven monstruos de quienes deben defenderse. Son violentos. Hay que cuidarse de ellos. Si llegara a morir de forma violenta alguno de los indigentes, por lo general aparece tirado –como bolsa de basura–,  en los alrededores de la ciudad. Al ser etiquetado como desconocido ingresa al sistema como tal y va a la fosa común al tercer día.

2.- Como que se repelan entre sí pues cuentan con leyes no escritas de derecho de espacio/suelo. Son raros los pleitos entre ellos o que se publique algo al respecto, (aunque se lea feo, es noticia que no importa a los medios informativos) y mucho menos se espera que conformen pandillas pues para ello se requiere el gen de la convivencia y tolerancia que en ellos desapareció totalmente. Se les acabó también el espíritu de superación, productividad o solidaridad. No les importan los valores humanos como la dignidad. A su vez desvalorizan y desfocalizan la verdad y la mentira generando su propia realidad.

3.- Se calculan que en Hermosillo existen unas ocho mil construcciones abandonadas (casas y de uso público) y unos nueve mil lotes irresponsablemente solos, que son potenciales espacios para que sean habitados por indigentes. En el trienio del ex alcalde Maloro Acosta se enviaron a unas 800 personas en situación de calle a sus casas fuera de Sonora en su mayoría. Con Célida López se descuidó ese programa y actualmente se calculan entre mil y mil 200 pordioseros.  

4.- Los menesterosos cohabitan en espacios de colonias cercanas al centro de la ciudad o a un parque público. Es donde se reúnen para drogarse y quedan noqueados, idos por el consumo de sus estupefacientes. Es raro que veamos a mujeres indigentes pidiendo su peso en algún crucero.

5.- Muchos migrantes son regresados al país por las autoridades gringas fronterizas y de la central camionera de Hermosillo, bajan al centro hasta llegar a comederos y albergues generados por la sociedad civil. Deciden quedarse y cuando se los come la ciudad, empiezan a deambular por las calles de Hermosillo e ingresan y adoptan la indigencia como un estilo de vida destructivo que acorta su existencia

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere. 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                                           

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                                

Twitter: @Archivoconfiden                                                                                                                                       

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×