fbpx
  • mar. May 24th, 2022

DEL PODER PRESENCIAL AL VIRTUAL

Abr 9, 2022

DR. RAÚL HÉCTOR CAMPA GARCÍA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

“Dar autoridad al pueblo es lo mismo que entregar un cuchillo a un niño o a un loco, la cacareada libertad conduce a la esclavitud de los mejores. No pienses tampoco que te aconseje oprimir al pueblo ni al senado. Ni yo me atrevería a proponerlo ni tú a ejecutarlo”. Mecenas, consejero de Augusto Augusto (Cayo Julio César Octavio. Emperador de Roma. 63 a.C.-14 d.C.)

            El adjetivo virtual, tiene dos connotaciones: una, que es muy muy posible que se alcance o realice porque reúne las características precisas. La otra, que solamente existe de forma aparente y no es real.

            Cuando fue asesinado el emperador romano Julio César (100 a. C.- 44 a-C., su sobrino Octavio (llamado Augusto, considerado hijo adoptivo de Julio César), se encontraba estudiando en Apolonia, República de Albania; una Ciudad Universitaria colonizada y fundada en 588 años a. C., por pobladores de Corcira y Corinto (Grecia). Después, pasó a ser parte del Imperio Romano y Grecia “destronada”, se convirtió en el país donde se educaba la nobleza del nuevo Imperio. La ciudad Universitaria de Apolonia, gozaba de reconocido prestigio, por los filósofos y maestros griegos (entre ellos Aristóteles).

            A la muerte de César, se repartieron los territorios conquistados por él, por un triunvirato, que lucharon entre ellos para tener el poder absoluto del Imperio Romano (Augusto, Marco Antonio y Lépido), que al final quedo como emperador absoluto por más de 40 años, Augusto, cuyo periodo de su gobierno se le conoció por la Paz Augusta o Paz Romana, que inició su largo gobierno. Caracterizado por una paz tanto al interior de Roma, como en los territorios conquistados. Dónde hubo un auge económico, cultural y de “moralidad republicana” en el Imperio. Dos amigos de Augusto compañeros, de estudio cuando estaban en la ciudad de Apolonia, que eran de la misma edad (30 años), fueron sus consejeros en ese tiempo de su extenso mandato: Mecenas y Agripa.

            Mecenas era noble y refinado (fifí actual) y Agripa un plebeyo “domesticado” (el pueblo sabio), leal soldado, generoso, bravo y tenaz.

  Agripa, le aconsejó al Emperador Augusto, de abandonar el poder con estas palabras: “Hemos luchado en nombre de la libertad dijo-; si no nos retiramos ahora, creerán que la fortuna nos ha hecho perder la cabeza. No solo no haremos felices a nuestros conciudadanos, sino que nos haremos infelices a nosotros mismos… ¿Dónde encontraremos el dinero necesario para pagar a los soldados y restablecer el orden?  … Hay muchas cuentas antiguas que saldar y tendremos que castigar a muchos senadores que nos han hecho todo el daño posible. Finalmente, Augusto Octavio tu salud es precaria; el que gobierna tiene que pesar infinitas penas, temores, trabajos, y alegrías … oírlo y verlo todo y a todas horas …”.  (Como las mañaneras de YSQ).

            Mecenas, le dio otro consejo a Augusto con las palabras que aparecen al inicio de este escrito.

Esto aconteció hace más de 2008 años, en la era cristiana. ¿Habrá atisbos de seguir algunos de los consejos de estos dos amigos – que “no son del INE” – del emperador que habita el Palacio Real del Virreinato de México? O ¿algo de esto pretende el presidente con la revocación del mandato? Si de esto le hablaron al oído al presidente de México sus consejeros (guardando las debidas proporciones, de esa época del Imperio Romano, a las circunstancias actuales del Emperador mexica) ¿Por cuál de los dos consejos se inclinaría?

            Constitucionalmente, legalmente (“aunque las leyes le valen…chetos”) el presidente tuvo 30 millones de votos de los ciudadanos a su favor, para que gobernará todo el sexenio completo (2018-2024). Ciudadanía que no ha solicitado o demandado un proceso revocatorio, porque el gobernante haya incurrido en una falta grave que esté plasmada en la misma Constitución que juró cumplir y hacer cumplir las leyes que de ella emanen”. Quizás esas leyes el presidente, su camarilla y su MoReNa, las mando a París … para que “deambulen debajo del Arco del Triunfo”.

            O, ¿Estará valorando los consejos que Agripa le dijo al emperador romano? ¿se sentirá enfermo, que le impida gobernar presencialmente el resto del tiempo que le falta y con la revocación – y si no le es favorable- no podrá seguir gobernando en forma presencial, pero de esa forma seguirá gobernando reposadamente virtual, a través de uno de sus incondicionales? ¡Poder, atrás del poder!

            El mismo dijo: “al día siguiente de las votaciones (al domingo 10 de abril de 2022; el lunes 11 de abril), propondré una consulta popular para nombra a los futuros integrantes del INE”; con esta declaración “desmañanera”, el presidente quiere emular el dicho del su Santidad el Papa Juan Pablo II, después de la última visita que hizo a México: “Me voy, pero me quedo…

            Muchos mexicanos “no hemos podido entender”, por más que algunos expertos en política nos fundamenten el por qué Si y otros, el por qué No de ir a votar.

Algunos ciudadanos, a estas alturas “del partido”, tienen en su mente el soliloquio del dilema de Hamlet, uno de los personajes de la obra de Shakespeare, parodiándolo con: “Votar o no votar, he ahí la cuestión”. To be, or not to be, that is the question. Dilema que ya resolví: NO VOTAR en esta faramalla gubernamental.

raulhcampag@hotmail.com @RaulHectorCampa1    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×