fbpx
  • lun. May 23rd, 2022

ENTRETELONES

Abr 25, 2022

A VER SI ES CIERTO

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Gran expectativa ha generado entre los rancheros de esta entidad el arribo de Juan Carlos Ochoa Valenzuela a la presidencia de la Unión Ganadera Regional de Sonora, al presuntamente romperse una cadena que puede resumirse con ese conocido enunciado futbolero, “mía, tuya, de la presto”. 

Por razones familiares de origen y por el ejercicio profesional como reportero de la fuente agropecuaria por muchos años, hemos estado al tanto de las sucesivas gestiones en esa organización de productores y por lo regular, unos más, otros menos y muchos nada, su representación y apoyos han tenido el sello de la selectividad para unos pocos y la exclusión y abandono de la mayoría. 

Funcionarios estatales y federales cuya actividad privada ha sido la ganadería fueron los principalmente beneficiarios al disponer información privilegiada sobre la liberación de recursos de los programas de apoyo en contra de la sequía; suministros para infraestructura pecuaria como corrales, trampas, alambre y postería para potreros, sementales, maquinaria para mantenimiento de brechas y represos, entre otros, por lo regular se quedaron entre los mismos de siempre, con leve chispeo a dirigentes de las asociaciones ganaderas locales. 

Para el mediano y pequeño ganadero tales cajones de apoyo solo son conocidos de oídas y si bien en los últimos años el actual gobierno federal prácticamente dejó en cero esos programas, con cargo al presupuesto estatal fueron muchos los recursos derivados a ese sector, con una Sagarhpa fungiendo solo como enlace entre el Estado y la UGRS e interceptados por los citados mismos de siempre. 

Se asegura que con Ochoa Valenzuela se rompe esa tendencia que mantuvo la conducción de la UGRS entre portadores de ilustres apellidos del más rancio abolengo de la ganadería regional y que llevaron a tales siglas a ubicarse en posiciones políticas estratégicas como reconocimiento a su poder e importancia, destacando en este caso Alfonso Elías Serrano quien fuera candidato del PRI a la gubernatura y quizás el mayor impulsor para que esa organización bajara hasta las bases ganaderas. 

Se supone que la propuesta de Ochoa Valenzuela tiene mucho qué ver con ese propósito y quizás por eso el abrumador y aplastante apoyo que recibió en la 82 Asamblea general ordinaria el viernes pasado y derrotar de forma contundente a su adversario, Rubén Molina Molina, quien se suponía era el alfil con el que los tradicionales detentadores de la UGRS mantendrían bajo su férula a esa organización. 

No conocemos a Ochoa Valenzuela, pero que haya logrado 94 votos de los 95 delegados asistentes a la asamblea y portadores de la instrucción de sus representados de las asociaciones ganaderas locales, es de tomarse en cuenta y así lo reconoció el mismo gobernador Alfonso Durazo Montaño al tomar la protesta al nuevo directivo en reunión especial realizada este sábado, al culminar con absoluta unidad un proceso de elección que en el reciente pasado generó fuertes discrepancias. 

No hay que olvidar que en el proceso de reelección del ahora exdirigente Héctor Platt Martínez, la ahora casta gobernante alborotó a Daniel Baranzini para que le entrara a la disputa sin lograr nada, y aquí entra el consabido “si hubiera”, porque si hubiera tenido paciencia y no se hubiera ido al MC, a lo mejor él hubiera sido el que rindió protesta el sábado, aunque desde nuestra perspectiva, por su conocido perfil de coyote de la comercialización de ganado, no hubiera tenido buen fin de nuevo. 

El caso es que los rancheros organizados de Sonora ya tienen nuevo dirigente como presidente del Consejo Directivo para los próximos tres años y por lo que dijo Durazo Montaño en su mensaje, su gobierno apoyará con todo para que el sector pecuario de la entidad recupere el liderazgo nacional, que según sus datos se perdió en el camino. 

Pues ojalá y que esta recuperación se refleje entre los pequeños y medianos ganaderos, porque de nada serviría dicho estatus a nivel nacional si solo sirve para empoderar a la UGRS y los apoyos oficiales siguen llegando a los mismos de siempre y son los mismos de siempre que ponen en el mercado el becerraje de exportación a costa de castigados precios de compra a los verdaderos productores que se parten la madre lidiando sus animalitos en la vasta zona rural de esta entidad. 

Como sea, el arribo de Ochoa Valenzuela genera buenas expectativas entre ese sector tantos años ninguneado y valga la pena subrayar que también postula ir por quienes nunca les ha tocado, la titular de la Sagarhpa, Fátima Rodríguez Mendoza, quien sin duda conoce y sabe lo que hemos planteado en los párrafos anteriores, ya que ha sido crítica constante de tales dinámicas, además de haber sido testigo casi de forma directa de cómo se las gastaban en las relaciones Estado-UGRS, en el manejo y destino de programas de apoyo y presupuestos. 

Mientras tanto, el gobernador Durazo mantiene la tendencia de los espectaculares anuncios como fue el caso del pasado jueves en Guaymas, en donde dio a conocer el proyecto de la empresa LNG Alliance. de construir una planta de licuefacción de gas mediante una inversión de dos mil 100 millones de dólares, sí, más de 42 mil millones de pesos al tipo de cambio actual, a través de lo que dijo es un nuevo modelo de inversión donde el gobierno estatal aporta 100 hectáreas y se conforma un fondo para la creación de cooperativas. 

Esa monumental inversión se suma a los cuatro mil millones de pesos ya varias veces anunciada que la federación aplicará para la ampliación de la carretera Guaymas-Chihuahua, trabajos de alcantarillado de la ciudad, un almacén frigorífico para mantener la cadena de frío, almacenes para minerales, reforzamiento de muelle terminal de cruceros, reubicación de oficinas, mantenimiento, modernización de circuito ferroviario, dragado del canal de navegación, y construcción de muele de usos múltiples. 

Guardando las normas ambientales y el trabajo en conjunto entre el gobierno estatal y la empresa LNG Alliance, durante la construcción de la planta de licuefacción generará tres mil empleos y 280 empleos directos cuando entre en operación y 400 indirectos, en el proceso de producción de gas licuado que tiene su origen en Texas y con destino a India, Indonesia, Japón, Corea y México. 

Si bien se asegura que tanto la licuefacción como la regasificación son procesos físicos, no químicos, su práctica no ocasiona impactos significativos de contaminación al ambiente, grupos ambientalistas ya se asoman cuestionando el proyecto, asegurando que de acuerdo a distintas plantas en operación en diversos lugares del mundo, han ocasionado un fuerte costo ecológico, situación que no creemos represente mayor problema porque para desmentir eso está el PVEM. 

A propósito de daño al medio ambiente, hace muchos años que no sabíamos de un incendio forestal de la magnitud que el que en este momento se combate en la región de Alamos, que si bien se registran avances para su control, dista mucho de apagarse a pesar del apoyo de un helicóptero con tina que arroja agua y otro aparato de esos que traslada personal apagafuegos. 

Ya van alrededor de tres mil 500 hectáreas afectadas y de reconocerse el esfuerzo de alrededor de 170 brigadistas que desde hace días dan la batalla en los distintos frentes del siniestro, complicándose su labor luego de dos incendios más que para acabarla de fregar fueron provocados de forma intencional y que amenazan con extenderse y a como van las cosas, a lo mejor la única esperanza para que se apaguen es que se adelanten las lluvias. 

Por lo demás, no es de extrañar para nada que diputadas y diputados de MORENA y del Panal hayan negado la urgente y obvia resolución a la propuesta de que el nombre de la primera diputada local electa, María Jesús Guirado Ibarra sea colocado con letras doradas en el muro de honor de la sala de plenos del Congreso del Estado. 

Increíble que algo tan elemental, tan de implícito reconocimiento y de lógica donde impera la mayoría femenina en la legislatura sonorense, haya sido enviada a comisión de dictamen, cuando en otras ocasiones, con temas inocuos y hasta ridículos, la bancada del partido oficial ha hecho bloque para no retrasar el trámite, mientras la propuesta venga uno de sus integrantes o de sus verrugas. 

Se entiende por eso la molestia de la diputada Rosa Elena Trujillo, quien presentó una propuesta que desde nuestro punto de vista resulta extraño que no se haya promovido antes ese honor para Guirado Ibarra, dada la importancia del referente histórico de haber sido reconocida líder sindical y la primera mujer que accedió a la cámara de diputados local, y más cuando fue una de las propuestas durante el Cuarto Parlamento de Mujeres. 

Y ahora resulta que el presidente López Obrador se declara predicador y pedagogo, así como el vocero de lo peor de la condición humana y el hecho de que a pesar de sus estupideces sea muy popular, habla muy mal de los mexicanos, lo cual nos lleva a comparar con lo ocurrido con Donald Trump para posicionarse en Estados Unidos, aprovechando lo más sórdido y retrasado de la sociedad gringa. 

Su verborrea mañanera ya no le sirve para ocultar que ha fracasado en las principales propuestas con que engañó a la mayoría del electorado de este país hace casi 4 años: combate a la impunidad, a la corrupción y recobrar la paz frente al embate del crimen organizado. 

La impunidad sigue rampante y los ejemplos más emblemáticos son la liberación de Ovidio Guzmán y las corruptelas en su gabinete y su familia; violación sistemática al marco jurídico electoral, además de ser el principal promotor de odio, fractura y división entre los mexicanos y lo hace todos los días desde el púlpito de Palacio Nacional. 

Lo más grotesco es la falta de empatía, mala entraña y displicencia frente a hechos tan dramáticos como el caso de Debanhi Escobar, hecho que ha impactado en lo más profundo de la conciencia social de millones de personas de este país, frente a la cruenta realidad de que durante la militarizada gestión del actual régimen, los homicidios dolosos y los feminicidios se han disparado de forma exponencial y de acuerdo a estadísticas comprobables, el 97 por ciento de los delitos quedan en la impunidad, porcentaje que en los últimos tres años se ha incrementado en un 28 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×