fbpx
  • sáb. May 21st, 2022

ENTRETELONES

May 11, 2022

CONMOVIDOS

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Este martes 10 de mayo vivimos la dolorosa agonía de no poder festejar a Doña Lolita y nos sentimos en completa soledad, en combinación con desesperanza, ante restaurantes repletos de familias completas en pleno agasajo a mujeres de todas las edades que han tenido la virtud de ser Madres. 

Con menos de un año de su ausencia física, el no tener mamá, el haberla perdido y contemplar la felicidad de quienes la tienen, esta fecha nos generó dolorosa añoranza a pesar de que como se sabe, el Día de las Madres tiene mucho o casi todo de mercadotecnia y pretexto ideal para movilizar dinero. 

Pero como sea y más allá de enfoques materialistas como diría amiga nuestra, esta edición del 10 de mayo nos ha marcado más que nunca porque simplemente ya no tenemos progenitora y si bien hay mamás muy cercanas a nuestros afectos y a nuestra amistad, a quienes honramos cual debe, su grata presencia en nuestra vida no llenan el vacío de la ausencia física de Doña Lolita. 

Con ese ánimo medio apachurrado salimos a corretear la chuleta y en la agenda de este martes estuvo la conferencia de prensa del gobernador Alfonso Durazo Montaño, en cuyo curso participó Cecilia Delgado Grijalva y representantes de colectivos de madres buscadoras que sufren la desaparición de sus hijos y contra todos los riesgos y limitaciones, tratan de encontrarlos, vivos o muertos. 

Enternece y conmueve solo imaginar el dolor de una madre que desconoce el paradero de quien parió y que le fue arrebatado en el contexto de violencia que vive este país en los últimos años, así como la entereza y claridad de objetivos y razones por las que han emprendido esa tarea, la más de las veces peligrosa y cuyo buen resultado será un acumulado más de dolor. 

La aún joven señora pasó por ese proceso cuando a principios de diciembre del 2018, su hijo Jesús Ramón Martínez de 34 años, desapareció luego de ser levantado, para a partir de entonces iniciar su búsqueda que culminó dos años después al encontrar su cuerpo en una fosa clandestina. 

Muy expresiva doña Cecilia al agradecer el apoyo que colectivos de mujeres buscadoras han recibido del gobernador Durazo y de la Fiscalía General de Justicia del Estado, cuya titular Claudia Indira Grijalva estuvo presente, en el doloroso trajín de escarbar aquí y allá en búsqueda de restos de seres queridos e incluso le entregaron una placa de reconocimiento al mandatario. 

Por supuesto que estas mujeres no tuvieron nada qué celebrar este 10 de mayo y más bien consolidaron como parte de su trabajo de búsqueda a la máxima autoridad en el Estado y eso debe darles ánimo para seguir buscando a sus hijos, hermanos y hermanas cuya ubicación es desconocida. 

Evidentemente conmovido, el ejecutivo del estado reconoció, que si bien esa labor de búsqueda debería estar a cargo del Estado Mexicano, sin las madres buscadoras no hubiera ningún hallazgo y por eso su compromiso de apoyo absoluto a ese doloroso ejercicio. 

“No le tememos a la estadística ni a la realidad; no es nuestro interés esconder esa realidad”, dijo Durazo Montaño al confesar que “me apena reconocer que mi gobierno no merece ese reconocimiento”, pero subrayó que el propósito es ser digno de tal distinción, mediante apoyo a los colectivos y puso de ejemplo la plataforma tecnológica ID Sonora, que conjunta datos y perfiles de desaparecidos para facilitar su búsqueda y localización. 

La verdad es que lo ocurrido en el Salón Gobernadores de la sede del Poder Ejecutivo Estatal conmueve al más pintado y más cuando Durazo ya nos había dejado con el corazón chorito, cuando al arranque de la conferencia de prensa felicitó a todas las mamás sonorense y rememoró la pérdida de la suya, Doña María Luisa Montaño de Durazo y pocos días después a su papá, Don Conrado Durazo, en noviembre del 2020. 

Ese lado humano y sensible; dejar ver sentimientos de tan íntima naturaleza, sí en corto, pero nunca nos había tocado escuchar en evento público de parte de representantes de la tradicional clase política regional y se vale empatar esa añoranza del gobernador por la muerte y ausencia de sus padres, con la de cientos o miles de sonorenses que sufrimos similar pena. 

Ya en asuntos más terrenales, el gobernador informó que ya el secretario de la Consejería Jurídica, Adolfo Salazar, trabaja en la formulación del documento que luego del trámite jurídico y legislativo correspondiente, derogará el artículo la Ley Número 171, que establece la obligatoriedad del uso del cubrebocas en establecimientos públicos. 

Fue el secretario de Salud, José Luis Alomía Zegarra quien hizo algunas precisiones respecto a dicho tema, al apuntar que la derogación aludida no aplica en el caso de los trabajadores de la salud en su gestión de atención a las personas, que también deberán usarlo; también en personas de alto riesgo de contagio por el Covid-19 que por alguna razón no han sido vacunados y/o tienen comorbilidades, además de eliminarse tapetes y filtros en los accesos a edificios públicos.

Todo queda en recomendaciones sobre el uso o no del cubrebocas, sin pretender obligar a nadie, apuntó el funcionario estatal, en un anuncio que formaliza la remisión de casos a causa de ese virus, que desde el primer trimestre del 2020, causó casi 325 mil decesos oficialmente reconocido, aunque la cifra se eleva a más de 600 mil en este país, al tomarse en cuenta el exceso de mortalidad registrada. 

También estuvo en la conferencia de prensa la titular del Instituto Sonorense de Cultura, Lupita Aldaco, para informar que ya concluyó el proceso de digitalización de todo el acervo literario que se produjo durante el gobierno de Samuel Ocaña, recate que incluyó obras de mucha más antigüedad. 

Nos dio mucho gusto que Lupita muestre notoria recuperación de sus recientes achaques de salud y más gusto el haberla saludado y que nos haya conocido, y sí, nosotros también ya leímos el considerado Best Seller sonorense, La Sierra y el Viento, del reconocido creador literario ya fallecido, Gerardo Cornejo y otras obras que en su momento nos regaló el entonces gobernador y tocayo. 

Más temprano, el aspirante a la presidencia del CDE del PRI-Sonora, Pascual Soto Espinoza, compareció ante integrantes del colectivo de reporteros, mejor conocido como el Grupo CORSAS, encuentro en el que demostró porqué es un perfil importante en el proceso de selección que conduce el delegado del CEN de ese partido, Jorge Meade Ocaranza. 

Para acabar pronto, el joven político priista subrayó tajante que él no es de corralitos ni de errajes, en respuesta a quienes pretenden satanizar el que haya trabajado en la administración de la exgobernadora Claudia Pavlovich, con el agregado de que el resto de quienes han levantado la mano para relevar a Ernesto de Lucas Hopkins también fueron parte de dicha administración. 

En prolongado platique con los corsarios estableció, que con los métodos más viables para el relevo en mención, asamblea de delegados o Consejo Político, tiene inmejorables opciones de lograr su objetivo, negándose a entrarle al golpeteo hacia el resto de aspirantes y citar que a lo largo de su militancia desde muy joven, no ha agraviado a nadie ni tiene cola que le pisen.  

“No soy empleado de nadie ni enviado de nadie; tengo criterio propio, ejercicio y trayectoria política propia y he prestado servicios en distintas administraciones estatales, manteniendo comunicación con prácticamente todos los exgobernadores, exdirigentes estatales del partido, alcaldes y exalcaldes, así como con dirigencias en todos los municipios”, dijo. 

Reconoció el trabajo que está desplegando el delegado del CEN –“me dejó muy buena impresión; es serio, claro y muy experimentado”—y calculó que el proceso en marcha no debería durar más de dos meses y medio, aunque podría acortarse sustancialmente en función de la voluntad para el consenso que puede construir Meade Ocaranza, quien obviamente busca, procura y tiene el objetivo de construir una propuesta de unidad. 

Adelantó además que su participación en esa competencia interna no está sujeta a cambalache y que su propósito es ser dirigente estatal y no para obtener premio de consolación con alguna cartera del CDE, todo con el fin de construir una agenda opositora cuando despache como presidente. 

Reconoció la gestión del Pato de Lucas, de quien dijo, hizo lo que pudo en condiciones muy difíciles, considerando que la nueva dirigencia encontrará a una militancia lastimada y urgida de motivación para dar la pelea ante los retos que vienen. 

Si bien aseguró que como dirigente trabajará para construir esa agenda opositora común junto con el PAN, PRD y el MC, cuestionó la frecuente diatriba en contra del PRI por parte del dirigente del PAN, Gildardo Real, a quien invitará a ir juntos frente a los problemas de inseguridad, de salud y económicos que representan el fracaso del oficialismo morenista. 

De eso y más comentó Soto Espinoza, quien como sabemos, mostró sus habilidades en la operación política y electoral en Hermosillo durante la pasada elección, resultado que tiene a Antonio Astiazarán Gutiérrez en la alcaldía y a dos diputadas locales de mayoría, además de ser de los cercanos afectos de Ernesto Gándara Camou, factor que no tenemos idea si gravitará en la toma de decisiones. 

Y lo dicho, el delegado sigue con su bordado fino en la procuración de los ya citados acuerdos, al reunirse con Bulmaro Pacheco Moreno, de los cuadros priistas de mayor experiencia y trayectoria, de entre los otros siete aspirantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×