fbpx
  • sáb. Jul 2nd, 2022

ALEGORÍAS

May 18, 2022

SOBRE LAS NUBES

JESÚS HUERTA SUÁREZ / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

En verdad me sorprende que no se estén tomando medidas de ningún tipo respecto a la situación en que nos encontramos ya que la presa que abastece de agua al municipio de Cajeme cuenta con solo el 16% de su capacidad, situación que a casi nadie parece preocuparle, ni a las mismas autoridades, mientras que algunos esperan que Tláloc, diosito, San Juan o quien sea se apiade de nosotros y nos haga el milagro de abastecer del vital líquido nuestra flamante presa del Oviáchic, para no morirnos de sed junto a las plantas y animales de nuestra tierra.

No es la primera vez que la naturaleza nos “juega” estas bromas de cuasi secar la presa, pero nunca podré acostumbrarme a esta indiferencia colectiva. Quizá, el gobierno del Estado esté planeando inyectar las nubes para que llueva, pero no lo han sabido hacer saber o, quizá, hasta ellos anden “desconectados” del tema, pues, como es de todos sabido, a casi ningún gobernantes le importa el sur de Sonora.

Por su parte, el gobierno de la república es para que estuviera hablando de financiar la tecnificación de los riegos en la agricultura, y que los hombres del campo estuvieran viendo la posibilidad de diversificar los cultivos y optimizar el valioso recurso. Pero, así somos, el gobierno perdido en sus asuntos irrelevantes, los agricultores en el limbo y los ciudadanos en el tango.

Ahora, es cuando deberíamos estar viendo los resultados de las campañas constantes y permanentes sobre el cuidado del agua, pero nada. Si acaso la Conagua o el Distrito de Riego han dicho o hecho algo al respecto, pero nada contundente que todos sepamos… ¿o sí?

Muy pronto olvidamos que acabamos de pasar por dos años de sequías que medio se compusieron hace un par de meses, pero solo por encimita porque ahora solo contamos con el ¡16% de agua en la presa! Y seguimos a la buena de Dios y malgastando este preciado recurso. Y luego el OOMAPASC que no puede hacer tandeos ni bajar la presión del agua por afirman que se colapsarían las redes y por temor, sospecho, al costo político que esto significaría, eso sin contar las miles de familias que cuentan con sistemas hidroneumáticos a los que les valdría la baja de la presión. 

Además, del mal uso, mala administración y desperdicio, muchos usuarios no pagan el agua y a otros tantos que el Organismo no logra cómo hacerlos pagar. Así que andamos casi sin agua y sin recursos… ¿No es esto el colmo? ¿No habla esto de lo mal que andamos como sociedad y gobierno?

Esto es cíclico, muchos dicen, ¿pero qué necesidad de estar siempre con el Jesús en la boca? Hay países, o estados vecinos, como Arizona, que han sabido por años enfrentar esta situación que exige todo un esfuerzo político, intelectual, ético, y social de autoridades y ciudadanos.

Mientras tanto, hay que bailar la danza de la lluvia a ver si las nubes se apiadan de nosotros en este verano que está por iniciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×