fbpx
  • jue. Jun 30th, 2022

ENTRETELONES

Jun 2, 2022

LA CLOACA

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Manuel Velasco Coello, ha sido protagonista de extraños episodios, como el haber sido incluido en la lista pluri del Verde al senado siendo gobernador de Chiapas; luego pedir licencia para sustituirse él mismo; apoyar a Andrés Manuel López Obrador y a MORENA con recursos del erario de Chiapas. 

Es un militante destacado del Verde –No podía ser de otro modo—pero que accedió a diversas posiciones de representación popular con el respaldo del PRI y que ahora la hace de sirviente de Palacio Nacional, en la estrategia de ablandamiento y propósitos de venganza contra el súbito opositor irredento, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas. 

La cloaca está abierta en el marco de esa purulenta estratagema que opera la actual mafia del poder para someter a partidos de oposición y a sus liderazgos y si no lo logra, vengarse de ellos utilizando todo el poder del Estado y usando a sus empleados y recaderos como es el caso del senador chapaneco, quien como se sabe, sufrió indecorosa levantada de faldillas y revelado como la última ficha jugada por López Obrador para obligar a la bancada del PRI en San Lázaro a que aprobara la reforma eléctrica. 

Cínico el muchacho al reconocer que es verídica su intervención y diálogo telefónico sostenido con el dirigente nacional del PRI, en el que además confiesa ser intermediario de las amenazas y advertencias que a nombre del “número uno” la manda decir el “número dos” y que si vota el PRI contra la reforma eléctrica se le iban a ir con todo, resultando dramática su insistencia por convencer a su “hermano” y también la insistencia de éste por concluir la conversación. 

Tal revelación se da en el contexto de la campañita, también con audios ilegales, que emprendió la impresentable gobernadora de Campeche, Layda Sansores, quien dio a conocer un audio en el que el dirigente del PRI dice que a los periodistas hay que matarlos de hambre, sin necesidad de balas, pero que de acuerdo a expertos, ya se concluyo que tal audio fue manipulado. 

En sus ansias de venganza, ahora el gobierno de López Obrador muestra la rusticidad de su secretario de gobernación, Adán López, cuya gestión ha resultado un fiasco como operador de acuerdos políticos, no logrando uno solo todavía al solo lograr convertir el patio central de Palacio Nacional en un trochil donde chapotea alegremente junto al presidente, con invitados ocasionales como Velasco Coello. 

La embestida de estos días contra el conocido por el remoquete de “El Alito”, ya la tuvo que enfrentar el PAN, su dirigente Marko Cortés y el excandidato presidencial Ricardo Anaya, y todo por que el gobierno y su partido oficial ha sustituido el oficio político con el primitivismo político, con el autoritarismo y un faccioso ejercicio del poder público federal. 

Esto es un atascadero de grandes dimensiones y demostración fiel de la degradación de la clase política de este país y de la ausencia de escrúpulos de un gobierno, que ante su incompetencia en la negociación y el consenso para la gobernanza, recurre a la intimidación y las amenazas. 

Cuando menos en Sonora podemos presumir que se cocina aparte, advirtiéndose un ambiente relajado y si bien no de concordia entre el gobierno y partidos de oposición, si de una relación institucional con estables puentes de comunicación y distinto a lo que ocurre a nivel federal, el gobernador Alfonso Durazo se reúne y lo publicita con diputados del PRI y del PAN y su secretario de gobierno, Álvaro Bracamonte no es factor de confrontación ni operador de artimañas. 

Quizás esta estabilidad se deba en mayor medida a la correlación de fuerzas tan favorable al partido en el gobierno, pero no por eso el gobernador ha incurrido en excesos y contrario a lo que pudiera pensarse, en el Congreso del Estado ahora hay más espacios para el diálogo y el acuerdo que en la legislatura anterior, a pesar de ser “más mayoría” la bancada del gobierno. 

De acuerdo a nuestra perspectiva, el gobierno de Durazo y su partido solo han sido distraídos observadores de los procesos internos de partidos políticos, en este caso el del PAN que eligió a Gildardo Real Ramírez, sin mayores reacciones a su golpeteo de arranque, entendiéndose que sólo fue con propósitos de posicionamiento y legitimación, mientras que la coordinadora parlamentaria, Alejandra López Noriega se reunía en privado con Durazo Montaño. 

En el caso del PRI, aunque hay quienes aseguran que en palacio de Gobierno hay fiesta por la falta de acuerdos entre los ahora nueve aspirantes a la dirigencia, nos reportan que tales elucubraciones provocan la hilaridad ya que por lo pronto no es tema y que lo será luego de que se establezca quien relevó a Ernesto de Lucas Hopkins, pero que mientras tanto, se limitan a una lejana observación desde elemental prospectiva de gobernanza. 

Miren, “El Pato” es un político con vasta experiencia y acostumbrado a lidiar con esto y cosas peores y como coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del Estado ha sido garantía para que la mayoría actúe con responsabilidad y respeto hacia las causas y propuestas de su partido, haciendo perfecta mancuerna con Natalia Rivera, también fogueada en un ejercicio político de alto nivel. 

El caso es que es una babosada que el gobierno de Durazo tenga participación en el proceso interno que este viernes cumple la etapa de registro de fórmulas o de la fórmula que aspira al relevo de su dirigencia estatal, cuando ya declinó David Palafox Celaya al dar muestra de una madurez y realismo que debería replicarse entre al menos seis de los nueve que quedan. 

A ojo de buen cubero, resulta una sinrazón y vacilada considerar que se pretende imponer desde el CEN del PRI a Onésimo Aguilera y de acuerdo a los antecedentes de la gestión en estos casos del delegado Jorge Meade, sería lo último que estuviera maquinando. 

Por lo pronto, hay quienes aseguran que la jugada está entre Zaira Fernández, Pascual Soto y Rogelio Díaz Brown y que nada tienen qué hacer o muy poco tienen que hacer Pedro Ángel Contreras, Emeterio Ochoa, Jesús Humberto Robles, Iris Sánchez y Bulmaro Pacheco y el mismo Onésimo. 

También se comenta que la Zaira y el Pascual pudieran ser una buena mancuerna, ella en la presidencia y él en la secretaría general, aunque creemos que Pascual no aceptaría esa posición y así entrar al quite David Palafox, quien de todas formas ya anunció que se sumará a quien quede, pero como sea, los que citan a Zaira como favorita alegan que es porque estos son los tiempos de las mujeres. 

Por otra parte, paradójico el que mientras la justicia federal emitió otro resolutivo más para que el charro dirigente del sindicato de mineros, Napoleón Gómez Urrutia restituya los 54 millones de dólares que les robó a mineros de Cananea, producto del seis por ciento del valor de la venta al Grupo México, venga a Sonora y ser recibido con todos los honores para presentar un mamotreto a manera de libro. 

Repelente ese senador de MORENA, junior mantenido, delincuente comprobado y de los pocos especímenes del corrupto sindicalismo mexicano. 

Lamentable que el mismo gobernador se preste a presentar el libraco, cuando su presunto autor está en abierto desacato a mandatos judiciales en perjuicio de cientos de mineros retirados del histórico Cananea, sí ahí donde se ha echado a volar un plan de justicia, que obviamente no incluye el que se haga justicia a quienes exigen la restitución del recurso que por ley les pertenece. 

Mientras tanto, una vez más, una instancia superior da la razón al Ayuntamiento de Hermosillo al suspender la entrega de apoyo de despensa a pensionados, beneficio reservado para trabajadores en activo y si desde el 2000 y hasta diciembre del 2021 se hizo, ese fue un acuerdo de voluntades y no sujeto a condiciones contractuales entre el sindicato y la comuna. 

Nos parece lógica la posición del ayuntamiento capitalino representado por el secretario Florencio Díaz, que si bien en el litigio subyacen cuestiones de orden humanitario, son fregaderas que pensionados de niveles superiores de ingreso que van hasta los cien mil pesos mensuales, reclamen una pinchurrienta despensa de alrededor de mil 166 pesos quincenales. 

No tenemos idea si ha caminado la propuesta de mantener ese beneficio para pensionados cuyos ingresos no superan los 10 mil pesos o siete mil pesos o algo así, que de aplicarse dicho criterio la comuna se ahorraría algo así como 35 millones de pesos mensuales y de esa forma dejar fuera de tal beneficio a quienes obviamente no les hace falta. 

Por lo pronto, se mantiene la intromisión de personajes ajenos a la representación de los pensionados, destacando el cinismo y desfachatez de quienes asumidos como sus líderes, reconocen que dicho diferendo no se resolverá por la vía legal, si no que se trata de algo político. 

El caso es que junto a la observación emitida por el ISAF respecto a la irregularidad en el destino de esos recursos, ahora es el juez Décimo Segundo de Distrito, Rolando Fimbres Molina quien declara improcedente la demanda interpuesta, al considerar que ese beneficio se daba en base a un acuerdo de voluntades entre el sindicato y la comuna  y no era parte de los emolumentos de carácter permanente previstos por la ley y de sus relaciones contractuales, y que por lo tanto, no formaban parte del sueldo percibido por las personas demandantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×