fbpx
  • lun. Jun 27th, 2022

ENTRETELONES

Jun 9, 2022

PENOSO

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Inesperado giro se presentó en la reunión especial, que con motivo del Día de la Libertad de Expresión presidió el gobernador Alfonso Durazo Montaño este martes pasado, en donde algunos asistentes confundieron al mandatario con Santa Claus y a Edgar Hiram Sallard como uno de sus elfos. 

En la primera parte de ese evento en el repleto Salón Gobernadores de la sede del Poder Ejecutivo Estatal, habían sido meridianamente claros los posicionamientos y definiciones respecto a la interacción entre las instancias oficiales y medios de comunicación y comunicadores y como por la fecha y la lógica indican, se abrió ese tan de moda diálogo circular, de ida y vuelta pues. 

Todo derivó de la sugerencia del gobernador para que se pusieran a arrastrar el lápiz e instalar una mesa de trabajo para revisar las condiciones en las que se desempeña el gremio de la comunicación, a partir de la premisa de que una cosa son los convenios de comercialización y publicitarios entre el gobierno y medios, y otra que bajen a reporteros y otras áreas de los medios de comunicación. 

Aquello se convirtió en una cascada de propuestas, ideas, elucubraciones y hasta pendejadas que de plano provocan pena ajena y peor que lo hagan a la vez que exigen respeto a la libre expresión y ejercicio del periodismo, como si clamaran a gritos que les mojaran la pólvora, además de otros cáusticos proponentes cuyo trabajo periodístico no se observa por ningún lado. 

Para la hilaridad el que se dijo coaccionado por gobiernos del pasado y que pidió al gobernador le restituya el nivel de vida que tuvo o aquel que pidió casas para periodistas, así como automóviles que solo se usarán para la cobertura de eventos. 

Mejor la propuesta para que se enlace al sistema de seguridad pública, una aplicación desarrollada para la protección de los periodistas en riesgo de su integridad física con motivo de su ejercicio. 

La verdad es que en los primeros escarceos nos dimos a la fuga porque consideramos que los motivos de la reunión se habían cumplido y que lo restante solo iba ser una catarsis de particularidades sin ton ni son y el colmo, por parte de quienes pretenden asumirse voceros del gremio, cuando en nuestro caso, apenas podemos representarnos a nosotros mismos y estamos acostumbrados a rascarnos con nuestras propias uñas, en esta lucha cotidiana de tantos años por mantener a flote nuestra barcaza. 

En todo caso, bien el que pudiera crearse un procedimiento para garantizar el acceso a servicios de salud a trabajadores de medios de comunicación cuyos patrones les regatean ese derecho y que al termino de su vida laboral tengan una pensión decente y digna, y ya entrados, que haya cajones para créditos blandos a pequeñas empresas de comunicación, con el fin, de que mediante cómodas mensualidades, se financie su consolidación como oferta informativa, sin necesidad de andar rogando por convenios con instancias oficiales. 

Al menos en Sonora, la relación Estado-Medios puede decirse que está en condiciones de excelencia si se compara con lo que ocurre allá en las alturas, donde se puso de moda denigrar, insultar, estigmatizar y acosar a periodistas y a la vez chipilonear a quienes tienen de profesionales de la comunicación lo que este común mortal tiene de sacerdote.   

En fin, a propósito de casos penosos, el comisionado del Deporte de Sonora, Erubiel Durazo debería poner más atención en temas tan sencillos como el ocurrido con la delegación de beisbol que viajó a Culiacán para participar en los juegos nacionales y si bien sabemos que anda muy ocupado atendiendo el calendario que le tocó a Sonora, resulta inaceptable que primero haya resultado insuficiente el cupo de un autobús y que hayan esperado horas para conseguir otro para su traslado a la capital de Sinaloa. 

Y peor que al llegar allá hayan tenido que pasar seis horas más trepados en esas unidades por problemas de registro en el hotel en que se hospedarían, así que ya sabrán en que condiciones saltaron al terreno menos de 10 horas después. 

El Erubiel al menos debería exigir a su contraparte de Sinaloa un mejor trato a la delegación sonorense y a su personal acá en Hermosillo, que estén más atentos y se abstengan de exigir 500 pesos a cada papá de los chamacos deportistas, disque para pagar a los ampayers que viajaron con la delegación, trapacería que seguramente no es denunciada para evitar perjuicios para sus hijos. 

Tratándose de otro penoso caso es lo oneroso que sale cualquier trámite para hacerse de documentación en instancias de gobierno y fíjense que no habíamos caído en cuenta que el documento más valioso y confiable, como lo es la credencial del INE, es totalmente gratuita y su procesamiento resulta sumamente rápido. 

Distinto el caso de las actas de nacimiento, cuando además, al multiplicarse los errores que requieren ser corregidos, pareciera que los oficiales que registran nacimientos, defunciones, casorios y demás, tienen instrucciones recaudatorias y lo hacen a propósito cuando las tarifas para corregir son estrafalarias, además de la exigencia de que para cada trámite se exija acta de nacimiento original como si tuvieran caducidad. 

Desde esa perspectiva, excelente el anuncio del gobernador respecto a que se dará enérgica sacudida en esa dependencia, que sin duda es fuente importante de inconformidades por el pésimo servicio que se presta y sobre todo, lo caro que resulta, con todo que cualquier ciudadano se ve obligado a sacar su acta en múltiples trámites. 

Por eso debería de aprobarse cuanto antes la propuesta de la diputada Alejandra López Noriega, quien además de empujar porque las actas de nacimiento sean gratuitas, también impulsa que no tengan caducidad, aunque de determinarse su gratuidad, seguramente la consecuencia será que no pierdan vigencia y así evitarse vueltas a cada rato.

A propósito del Congreso del Estado, vaya que desquitó la chuleta este martes la sufrida representación popular sonorense al desahogar en sesión extraordinaria un orden del día con un altero así de temas, como fueron otorgar autonomía plena al Colegio de Sonora y al ITSON; derogar la obligatoriedad del uso del cubrebocas, tema en el que persisten dudas sobre lo atinado de dicha decisión al saberse el repunte de casos de contagio del Covid-19 en todo el país. 

La legislatura estatal también emitió la convocatoria para el nombramiento de los titulares de los órganos internos de control de los organismos autónomos como el Instituto Estatal Electoral, el ISAF, el Instituto Sonorense de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el Tribunal Estatal Electoral, el Tribunal de Justicia Administrativa y la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, todo con el fin de fortalecer el sistema estatal anticorrupción. 

Particularmente importante fue el nombramiento de la nueva titular del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, Beatriz Elena Huerta Urquijo, para culminar impecable trabajo realizado por la comisión que preside la diputada Natalia Rivera Grijalva y complementada con la decisión del pleno a través de un intrincado proceso de selección en el cual participaron 14 aspirantes, tocando la atapa final a la CRICP al definir seis finalistas. 

A ver cómo le va a la nueva titular del ISAF, quien en su entrevista ante la comisión de Hacienda, dejó ver alguna confusiones que derivan de una concepción puramente académica sobre los procesos de fiscalización, aunque seguramente se rodeará de quienes le saben mejor a este tema. 

Por lo demás, muy buena noticia el que este miércoles el gobernador haya entregado 60 patrullas a la Policía Estatal de Seguridad Pública, primer lote de 118 unidades adquiridas con una inversión de 146 millones 320 mil pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, además, que producto de los ahorros de 20 millones de pesos, se adquirirán 22 más para completar 140 patrullas. 

Teníamos el propósito de realizar la cobertura de ese evento, pero cuestiones fuera de nuestro control nos lo hicieron imposible y nos perdimos ese evento que por lo regular son muy lucidos, además de lo significativos porque representan un plus para atender uno de los mayores retos y principal fuente de congoja ciudadana en estos tiempos. 

Mientras tanto, sigue de amor la llama por rumbos del PRI estatal en donde escala la resistencia a las pretensiones impositivas del CEN de ese partido, cuando la fórmula integrada por Zaira Fernández y Pascual Soto abanderan una solución local en el relevo de Ernesto de Lucas Hopkins y Kitty Gutiérrez, en tanto que el delegado Jorge Meade quema sus naves con graves ofensas al priismo sonorense al convertirse de facto en el coordinador de los alocados propósitos en favor de Onésimo Aguilera e Iris Sánchez Chiu. 

No tienen remedio y en mala hora tales ocurrencias en un proceso interno que no debió complicarse en momentos cuando ese partido enfrenta los más graves riesgos de su historia en Sonora, solo por pretender satisfacer ambiciones caciquiles de un dirigente nacional en plena desgracia y que aún así pretende imponer condiciones en un estado donde los militantes del PRI no se caracterizan por ser dejados y más cuando sus favoritos carecen de trabajo de campo y se dedican a despotricar en medios. 

Como dirían los clásicos, si Meade y Alito se salen con la suya, en la mala salud del PRI lo hallarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×