fbpx
  • sáb. Jul 2nd, 2022

ENTRETELONES

Jun 14, 2022

LAPSUS

SAMUEL VALENZUELA / COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Luego de la catarsis del domingo, cuando una de las fórmulas que contiende por la dirigencia estatal del PRI en Sonora pintara su raya ante las pretensiones impositivas de la cúpula nacional de ese partido, pareciera que las cosas entraron en lapsus, en un período de eventuales rectificaciones sobre la conducción de ese proceso interno. 

Para este observador a distancia de la reyerta entre importante sector del priismo sonorense y el dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas, el indispensable acuerdo que concilie el diferendo que con tanto fervor construyó entre priistas de Sonora el delegado Jorge Meade Ocaranza, podría ser un derivado de la reunión “de reflexión” que se supone se llevará a cabo este martes entre exdirigentes nacionales de ese partido y el actual. 

Hemos procurado allegarnos información sobre lo que sigue y ninguna de nuestras fuentes que todo lo saben se ha reportado, aunque sí sabemos que mientras se acomodan las calabazas este martes, Zaira Fernández y Pascual Soto realizan una gira por Caborca, Plutarco Elías Calles, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado, en tanto que Onésimo Aguilera e Iris Sánchez, además de dedicarse a producir algún tiktok para subirlo a las redes para justificar ser los favoritos del Alito, se reunieron con un grupo de notables de la estructura partidista. 

Por lo pronto, podemos elucubrar que falló en toda la línea el pronóstico del delegado del CEN, sobre la inminencia de la revocación del registro de la fórmula local por parte de la Comisión Nacional de Procesos Internos, en atención a la impugnación interpuesta por la otra, decisión que dijo ocurriría entre el sábado y el domingo pasado. 

Pues no ocurrió así y tal demora debe ser a causa de la movilización dominical de los rebeldes y renegados de las instrucciones de la cúpula de su partido y por la reunión de este martes entre el actual dirigente nacional y sus antecesores Claudia Ruiz Massieu Salinas, Carolina Monroy del Mazo, Manlio Fabio Beltrones Rivera, César Camacho Quiroz, Pedro Joaquín Coldwell, Beatriz Paredes Rangel, Humberto Roque Villanueva, y el coordinador del grupo parlamentario en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong. 

En ese platique seguramente será tema de “reflexión” el caso Sonora y si bien, toda una diversidad de opiniones, señalan que el exgobernador de Sonora nativo de Villa Juárez se ha mantenido distante del proceso interno de renovación de dirigencia en su solar nativo, bien podría ser el momento para que no esté tan distante y que ante el raspadero de muebles, pueda sacar un acuerdo que pacifique a las huestes priistas en disputa. 

El acuerdo más saludable sería que Moreno Cárdenas acepte que la elección interna en Sonora, la definición del relevo de Ernesto de Lucas y Kitty Gutiérrez se dirima en las 72 urnas, que de acuerdo a la convocatoria, se instalarán en las cabeceras municipales el viernes 24 de este mes, que en el caso de la destitución del delegado, eso ya sería lo de menos. 

Sabe si el alto nivel de dicha juntada de tan ilustres personajes no sea la idónea para tratar un tema como este, pero no es descartable, en tanto que por otra parte, curiosos los enfoques mediáticos que derivan de las expresiones de priistas de base del domingo pasado y que se califique de aldeanismo y se cuestionen rusticidades, bajo nivel y demás, solo indica que hay operación mediática con la pretensión de deslegitimizar el activismo de sectores populares en cualquier partido. 

Ni modo que a tales reuniones acudan solo los bien portados, los formalitos y fifís; los integrantes de la nobleza regional, intelectuales y prudentes integrantes de la casta divina para que no despotriquen a gritos y no le peguen a una piñata que personifica a quien le adjudican agravios 

Pues a los del PRI les urge un gran acuerdo, ya que mientras se entretienen en lamer heridas, en crear conflictos internos y desplegar estrategias para continuar en puestos de dirigencia, los otros partidos se ocupan en construir propuestas para la próxima elección, que en el caso del PAN como otros partido de oposición, sorprendente que haya superado tan rápido la zangoloteada de los resultados electorales recientes y que los del PRD, dentro de su grave situación minoritaria, sorprendente la estabilidad de su dirigencia a manos de Jesús Zambrano. 

Pero ese trío opositor, luce lejano a los apresurados y adelantados tiempos ordenados desde Palacio Nacional para en descarada campaña adelantada muestrear desde ya de forma por demás indecorosa a las corcholatas Adán López, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, quienes, en abierto reto al INE, a la Constitución y al marco jurídico Electoral, encabezaron una movilización el domingo pasado y despliegan onerosa parafernalia para posicionar sus aspiraciones. 

Ese activismo ilegal ya se hizo costumbre por esos rumbos, así como se ha hecho costumbre la impunidad que gozan al utilizar recursos financieros, humanos y materiales para promover sus causas personales y las de su partido, además de dejar en el abandono tareas bajo su responsabilidad en instancias de gobierno, en un contexto que supera con mucho, prácticas del PRI setentero. 

Bueno, cuando menos durante el priato y panato procuraban hacer tales ilegalidades bajo la sombra y sin tanto descaro y por eso no son de extrañar los retobos públicos de Ricardo Monreal, quien al estar fuera del club presidencial de las corcholatas, no fue invitado a ese evento en Toluca que ordenó el presidente a Mario Delgado. 

Patético el exgobernador de Zacatecas al exhibir las ilegalidades de sus compañeros de partido, pero negado a interponer denuncia porque dice que no quiere conflictos con ellos, sin que tengamos idea si el INE pondrá un alto a ese proselitismo adelantado e ilegal, aunque como es usual en la política mexicana, cualquier reprimenda es inofensiva y por lo regular es para provocar mayor posicionamiento a costa de esa autoridad electoral. 

Mientras tanto, no diga que aquí lo leyó, pero todo indica que la irrupción de la Unión de Usuarios en Hermosillo como cabeza opositora a la construcción de una desalinizadora, es una calca al mismo montaje operado durante el gobierno de Guillermo Padrés para promover una supuesta contraparte en un conflicto y disputa por el agua con el sur de Sonora. 

No quisiéramos pensar que se construye un ambiente en el que a fin de cuentas el gobierno del estado salga con aquello de que “debemos escuchar a todas las partes”, cuando antes y ahora, resulta una falacia considerar que son una “contraparte” quienes en el sur de Sonora sufren las consecuencias de la prolongada sequía y proponen desde hace años una política hídrica de más agua mediante la desalinización de agua de mar. 

Por supuesto que el gobernador Alfonso Durazo Montaño es un tipo muy inteligente como para caer en la trampa de dicho artificio, recreado por intereses económicos que mangonean altas finanzas en la capital del Estado y tienen a Ignacio Peinado Luna como su marioneta que lo sacan a orear cuando desde el sur se alzan voces por la urgencia de emprender soluciones de fondo a la carencia del vital líquido, no sólo en Hermosillo, sino en la mayor parte de ciudades de la entidad. 

Esperemos que en esta ocasión no se imponga aquella posición de “debemos escuchar a todos” que derivó en la construcción ilegal del acueducto El Novillo e imponer una solución muy transitoria a la creciente necesidad de agua que requiere la capital de Sonora y que con cuyo costo, casi cuatro mil millones de pesos, se pudo construir una gigantesca desalinizadora que hubiera producido agua hasta para actividades agrícolas. 

Por cierto, luego de darse a conocer el acueducto que surte de agua a Monterrey desde la presa El Cuchillo presenta válvulas ilegales que desvían importantes volúmenes de agua a al menos siete ranchos por donde cruza, a la Comisión Estatal del Agua y a su titular José Luis Jardines nada la costaría realizar una revisión minuciosa a lo largo del tubo, no vaya ser que el huachicoleo de agua descubierto en Nuevo León, también ocurra en Sonora a los largo de los alrededor de 135 kilómetros, desde la casi vacía presa El Novillo hasta el reservorio en el vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez. 

Es más, esa eventualidad fue denunciada de forma reiterada a los meses de iniciar ese trasvase y según versiones que corren al respecto, esa es práctica común a lo largo de su trazo, aunque no estamos enterados del resultado de revisiones si es que se llevaron a cabo. 

Pues las revelaciones en Nuevo León le dieron buenos espacios al tiktoker gobernador Samuel García, quien personalmente acudió a un gran represo cuyo volumen almacenado dijo, procede del acueducto que lleva agua a Monterrey y anunció que emprenderá acciones legales en contra del propietario del predio, así como contra otros que se abastecen de agua de forma ilegal a lo largo del acueducto y a costa de la sed de los regimontanos. 

Mientras tanto, dedicados a lo suyo y aparentemente sin distracciones, el gobernador Durazo Montaño y el alcalde de Hermosillo, Antonio Astiazarán están ubicados entre los mejor calificados a nivel nacional, de acuerdo a ejercicio demoscópico realizado por la encuestadora México Elige. 

El mandatario estatal aparece en el lugar número 3 de 32 gobernadores con 68.5 por ciento de aceptación, en tanto que en segundo lugar aparece Mauricio Kuri González, gobernador de Querétaro con un 70.4 por ciento, y el primer lugar es para Miguel Ángel Navarro Quintero, de Nayarit con un 75.4 por ciento de aceptación ciudadana. 

En el caso de los presidentes municipales de capitales de los estados, el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazaran Gutiérrez, está ubicado en el lugar número 5 con una calificación de 57.8 por ciento, solo detrás de sus homólogos de La Paz, Mérida, Campeche y de Marco Antonio Bonilla Mendoza de Chihuahua, primer lugar de aceptación con un 63.7 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×