fbpx
  • lun. Ago 15th, 2022

ENTRETELONES

Jul 15, 2022

A CRÉDITO

SAMUEL VALENZUELA/ COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

Siempre hemos sostenido que cuando se está en condiciones de pagar, no tiene nada de malo contratar deuda para atraer beneficios al presente inmediato mientras se cubre el crédito posteriormente, o sea, nada qué temer mientras sea racional y prudente el manejo de ese recurso financiero. 

En el caso de las finanzas públicas se aplica el mismo criterio, aunque abundan quienes cuestionan el endeudamiento gubernamental debido a la opacidad del destino de los créditos contratados, pero mediante reglas claras y operación transparente de tales recursos, nada de qué preocuparse. 

Valga este breve contexto para destacar las habilidades hacendarias del gobernador Alfonso Durazo y del titular de dicha área, Omar del Valle Colosio, quienes ante las penurias heredadas por el adelanto de participaciones al régimen claudillero en su recta final, para el siempre complicado arranque de su gestión, contrató créditos a corto plazo por dos mil 600 millones de pesos. 

La buena noticia es que a pesar de que el pago total estaba previsto para fines de este año, desde fines de junio pasado fue liquidada esa deuda, que ameritaba pagos de 250 millones de pesos mensuales, recurso que a partir de este mes está disponible para tareas de gobernanza y para la ejecución de obra pública con recursos propios, recaudados a través de diversas fuentes por la Secretaría de Hacienda. 

Con dicho antecedente, no creemos que haya ningún problema para que el Congreso del Estado autorice dicha gestión ni que alguna institución bancaria, apruebe un nuevo crédito, este multianual, de entre mil 200 y dos mil millones de pesos, que por sus condiciones de periodicidad en los pagos, su monto será mucho menos que los 250 millones de pesos mensuales que obligaba el crédito ya liquidado. 

Se trata de disponer de suficientes recursos financieros para atender necesidades de infraestructura que demandan comunidades de toda la entidad que le plantearon a Durazo Montaño durante su campaña, en tanto se concretan el altero así de proyectos de inversión federal anunciados durante los meses pasados y cuya cuantía en recursos financieros, asombra al más pintado. 

Un día de estos haremos una suma detallada sobre el monto total comprometido por el Gobierno Federal para la modernización y ampliación del Puerto de Guaymas, incluida la comunicación terrestre con Chihuahua; la reubicación de las vías del tren en Nogales; los planes de justicia a yaquis, serios y Guarijíos; la gigantesca granja solar en Puerto Peñasco y la conclusión del Home Port en ese municipio y el programa de cruceros del Mar de Cortés. 

También la carretera de cuatro carriles Sonoyta-Peñasco; hacer del aeropuerto de Ciudad Obregón un centro logístico de carga internacional; el rescate de la sauceda y el parque lineal desde la Victoria; modernización de aduanas, entre otros proyectos en donde el gobierno federal es el que pone la lana. 

Pues mientras eso ocurre hay que atender con lo disponible de los presupuestos asignados para este año, esas necesidades propias de la cotidianidad social, en el marco de la siempre compleja realidad de los sonorenses, para apoyar emprendimientos, atender necesidades de salud, educación y de seguridad pública, tareas en las que se dispondrán los recursos producto de la solicitud de crédito dada a conocer en el evento donde se anunciaron quinientas tantas obras que ejecutará CECOP. 

Y miren, si la recaudación en los últimos 10 meses permitió a Hacienda liquidar de forma anticipada el crédito de corto plazo aludido párrafos atrás, la actividad económica que derive de la conclusión y operación de todos esos proyectos tan anunciados, aumentará exponencialmente el ingreso tributario a las arcas estatales y con ello, más disponibilidad de recursos para sumarlos a los esfuerzos para elevar la calidad de vida de los sonorenses. 

Pero mientras eso ocurre, se entiende la necesidad de la contratación de ese nuevo crédito multianual, siempre con la confianza de que de forma paralela, el gobierno federal cumpla con la aportación de ese flujo de recursos tan cuantioso y que el resultado de la sucesión presidencial no deje al gobierno de Sonora colgado de la brocha y a los sonorenses como novias y novios de rancho. 

Preocupa el que pueda ocurrir algo parecido toda vez que la mayoría de las inversiones anunciadas no tienen ningún respaldo documental que las inserte en el presupuesto federal 2022 en ejercicio y más perecieran ser producto del voluntarismo dada la excelente relación del gobernador con el gabinete y con el presidente López Obrador y a su indudable capacidad de gestión, con la esperanza que en el presupuesto 2023 se subsanen esas omisiones. 

Por lo pronto y a 10 meses de arranque, el Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública, dispone de una lanita para aplicarla en comunidades de los 72 municipios de la entidad y ya se verá si su titular Carlos Ernesto “El Bobo” Zatarain como ronca duerme, para efecto de capacidades ejecutivas. 

Por lo demás, con un ojo al gato y otro al garabato dimos seguimiento vía redes sociales a la conferencia de prensa ofrecida por la Fiscal Claudia Indira Contreras y la titular de Seguridad Pública, María Dolores del Río, que para este reportero resulta muy destacable la posición de la fiscal respecto a la detención con fines de extradición de un elemento de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal y a recientes hechos en Caborca. 

Bien por la señora fiscal al dar la cara por el organismo autónomo que encabeza y sus integrantes; se dijo orgullosa de comandar a un equipo de servidores públicos, peritos, Ministerios Públicos y agentes que han sido reconocidos a nivel nacional y en Estados Unidos, posicionamiento que se deriva por la detención de un agente de la AMIC con fines de extradición. 

Varios desmentidos se aventó la fiscal en torno a ese evento que sin duda pega feo en la imagen de la fiscalía, aunque su titular puso sobre la mesa datos que habría que tomar en cuenta, ya que el detenido por la Marina y la FGR, no por la DEA ni por el FBI, no es comandante, sino solo un elemento nivel 3 con 18 años de servicio y que pasó varios exámenes de control y confianza; Benito Barrios no es hermano ni hijo del recientemente jubilado alto mando, Manuel Angel Barrios, si no que es primo. 

Como es lógico suponer confesó no tener conocimiento sobre más órdenes de aprehensión en contra del personal de la AMIC ni que haya más detenidos y negó de forma categórica que derivado de esa acción judicial haya ausentismo en la fiscalía, ante el temor de más detenciones y ahí es donde se aventó un buen chorizo sobre el espíritu desinteresado en lo económico y lo político de su equipo en el desempeño de sus responsabilidades. 

Respecto a lo de Caborca, desmintió que en los últimos días hayan sido ejecutadas 18 personas; fueron cuatro, aclaró; también precisó que los levantados el miércoles no fueron cinco; fueron dos y uno ya fue liberado; no fue baleada la oficina de la AMIC, si no que fue una unidad de la corporación que iba en persecución de abordantes de un automóvil quienes les hicieron disparos. 

Antes de esas declaraciones, la fiscal dio un detallado informe sobre las denuncias, indagatorias, detención y procesos penales y sanciones en contra de una banda de defraudadores nómadas que mediante una figura financiera falsa, esquilmaron a bastantes hermosillenses, logrando restituir a los afectados más de un millón 480 mil pesos y habrá más de eso. 

Por su parte la señora de Seguridad Pública hizo un puntual resumen sobre lo que ocurre en Sonora en materia de llamadas telefónicas para extorsionar y vea usted que no es cualquier cosa, ya que de septiembre a la fecha se tienen registradas seis mil 840 denuncias, de las cuales 728 se consumaron mediante diversos tipos de amenazas y engaños y la verdad esos numeritos deben ser más, ya que por la naturaleza de ese delito, hay quienes por vergüenza no hacen las denuncias correspondientes. 

Son muchas las recomendaciones para no ser víctimas de ese delito, sin que tengamos idea si sigue operando la aplicación que se diseñó durante la pasada administración pasada, que descargada en teléfonos móviles permite ser advertido sobre intento de extorsión, pero sea, esa modalidad delictiva es creciente y vale más estar muy truchas. 

Lo más cercano a una extorsión que nos ha tocado conocer es cuando con palabras altisonantes, un sujeto exigió 10 millones de pesos a hermana nuestra ya fallecida, si no quería que el cuerpo de una de sus hijas le fuera entregado en pedacitos, mientras al fondo se escuchaba una presunta niña clamando por ayuda. Mi carnala soltó la risa y le recomendó que hiciera lo que le diera la gana porque ella no tenía hija, y sí, ella tuvo puros machitos, y el extorsionador simplemente colgó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×