fbpx
  • lun. Jun 17th, 2024

ARCHIVO CONFIDENCIAL

Ago 10, 2023

Sacrificar a Claudia, es una opción viable…
ARMANDO VÁSQUEZ A./COLUMNISTA
DESPIERTASONORA
EN LA RECIENTE ENCUESTA DE EL FINANCIERO Xóchitl Gálvez se encuentra a ocho puntos de Claudia Sheinbaum –34 a 42 puntos–, pero a diez de Ebrard. Claudia no sube y Marcelo si, por lo menos frente a la futura contendiente de oposición. Lo más peligroso es que redujo a su mínima expresión aquello de que la corcholata del señor iba en caballo de hacienda.

El ex canciller sabe muy bien que a estas alturas del partido el tabasqueño busca, más que dar continuidad a su 4T –que ha sido el discurso de Claudia–, la seguridad de que podrá dejar la presidencia y no ser un perseguido político, encarcelado o bien, sacrificado físicamente en uno de esos raros accidentes que suelen ocurrir y que le puede llegar a pasar en caso de que Morena pierda la presidencia. Ebrard le aseguró públicamente y en diferentes tipos de mensajes un futuro halagador tanto para él como para su familia. Sheinbaum, no.

Si en dos meses Xóchitl creó una burbuja que derrumbó de los medios informativos a las corcholatas, ¿qué será cuando se enfrente como candidata a la hasta ahora favorita del preciso?, la va a hacer trizas.

El tabasqueño no se caracteriza por ser un tipo bragado, sino más inteligente que los del norte según dijo su paisano Adán Augusto al referirse a la gente de su estado. Y en ese tenor sabe cuándo doblar las manos.

Ejemplos sobran, veamos el año pasado:

En abril se “dobló” ante Donald Trump a quien le había dedicado un libro injuriándolo a más no poder; para mayo, dio marcha atrás a una aprobada Norma Oficial Mexicana que obligaba la verificación de carros con más de once mil kilómetros recorridos que sería pagada por los propietarios;  en julio dijo que no aceptaba tener acceso al T-MEC si ello implicaba ceder soberanía para luego mandar una carta a Biden bajándose los pantalones y en septiembre dijo que cambiaba de opinión e incrustó a los militares en la seguridad pública.

Y en el transcurso de este 2023:

En febrero, dijo que demandaría a César de Castro, abogado del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, por haberlo difamado, expresamente por “daño moral” y “calumnias” y que ratificó el 29 de mayo. El pasado 27 de julio pasado envió una carta a las autoridades gringas que leyó en la mañanera de antier en la cual dijo que decidió no proceder pese a tener “muchas ganas de denunciarlo, no sólo por cuestiones personales, sino por su actuación alevosa y arrogante de poner en duda la dignidad del Presidente de México”. Se rajó, pues.

En abril reculó sobre el tema del cabotaje aéreo, mediante el cual se abrirían los cielos nacionales para que compañías extranjeras pudieran volar en vuelos domésticos que ya no sería parte de la reforma a la ley de Aviación Civil ni de la ley de Aeropuertos. En mayo habló de comprar Banamex y causó tal revuelo que no quedó en manos de mexicanos y tampoco del gobierno como era su intención pues al cabo que ni quería como diría El Chavo.

Ayer, empresarios de gran calado, a través de sus cámaras, se quejaron de los libros de texto sobre todo en el tema de la liga 23 de septiembre y el asesinato de don Eugenio Garza Sada. López Obrador les respondió con una contrapropuesta: realizar una consulta popular para determinar si los libros se implementan o no. Hace unos días había dicho que se iban a quedar y hasta generó las conferencias vespertinas por parte de la titular de la SEP.  Con su propuesta, medio reculó.

Y de seguro hoy, a propósito del asesinato del candidato a la presidencia de Ecuador, Fernando Villavicencio, ocurrido ayer por la tarde, será un tema mañanero pues con anterioridad minimizó posibles atentados a candidatos en México en dos ocasiones –de quince días para acá–, acusando a los conservadores de propiciar incertidumbre al señalar que el odio matutino ha generado un clima propicio de violencia. Descartó que el gobierno debe cuidar a los aspirantes presidenciales. Será sin duda un paso atrás a futuro por aquello de las barbas en remojo.

Bajo este tenor es factible que la decisión no favorezca a Claudia y para su desgracia, su plan B se le cayó pues Adán Augusto no logró crecer (Noroña ya casi lo alcanza) y su candidatura ampliaría la posibilidad de una derrota. Le queda Marcelo.

De hecho, Ebrard sabe jugar al “reculamiento” igual que López Obrador, pues un día dice una cosa y al siguiente la aclara, además es quien se lleva mejor con todas las clases sociales, sabe hacer circo, maroma y teatro y la sonrisa le sale natural, no como los gestos que hace Claudia.

Marcelo es un político con cuarenta años de experiencia, con reconocimientos internacionales en su momento, que también se come sus tacos, baila –muy mal, pero baila–, hace caras y gestos locos, agrada a los periodistas cuando lo entrevistan, es una dama en su trato, sabe hacer borrón y cuenta nueva y lo más importante, con ninguno de los poderes fácticos está peleado.

Conclusión, el factor Xóchitl le cayó, allí sí, como anillo al dedo. Se le están acomodando los astros. Le falta el último estirón, ese mediante el cual asegure lo que quiere López Obrador: seguir existiendo libre y sin preocupaciones por lo que le queda de vida.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                                                                                                                                                   

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                                         Twitter:   @Archivoconfiden                                                                                                                  

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *