fbpx
  • dom. Jun 16th, 2024

ARCHIVO CONFIDENCIAL

Ago 25, 2023

¿Por quién votar?
ARMANDO VÁSQUEZ A./COLUMNISTA
DESPIERTASONORA
EL PRÓXIMO presidente de México resultará de entre cuatro personas: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Xóchitl Gálvez y Beatriz Paredes. No hay más.

El esquema futuro cambia conforme más les conocemos, lo cual no necesariamente significa que habrá continuidad y seguimiento con lo hecho por el actual gobierno de manera natural.

Podemos otorgarles puntitos favorables conforme a su carrera política y académica. Sheinbaum (24 de junio de 1962, con 61 años de edad), no tiene gran trascendencia política más que haberse ubicado como “hija” de López Obrador al denunciar a su esposo Carlos Imaz.

Si, fue grilla universitaria y durante dos décadas ocupó diferentes cargos en la administración pública, pero a diferencia del resto de los contendientes fue la primera mujer (1995) en ingresar al doctorado en ingeniería en energía en la Facultad de Ingeniería de la UNAM y obtener un grado de doctora con la tesis «Tendencias y perspectivas de la energía residencial en México».

¿Cómo puede pensar una mujer así?

No creo que apoyaría la contaminación y retrocesos científicos que significan los nuevos libros de texto lo cual arroja una pregunta lógica: ¿Si se sabía que en el contexto electoral causaría un menoscabo directo contra ella –por ser continuismo de López Obrador–, por qué no los imprimieron luego de pasar las elecciones del año entrante?

Tener un doctorado significa un análisis más profundo del ambiente que te rodea, por ello estoy seguro que ella será quien de muerte a la 4T de López Obrador a quien, en caso de ser la próxima presidenta de este país, soportará y atenderá, pero no necesariamente le seguirá el rollo. La muestra la dio cuando se reunió recientemente con los 230 empresarios que significan el 90 por ciento del PIB nacional y se manejó como una liberal que tanto odia YSQ.

Debe seguir el juego al que se ha sometido para ser la electa.

En cuanto a Marcelo Ebrard, (10 de octubre de 1959, 64 años), cuenta con licenciatura en Relaciones Internacionales en el Colegio de México (1984) y con una especialidad en administración pública, en el École Nationale d’administration de París. Ha demostrado en diferentes entrevistas en otros países como en Brasil, que es un personaje cuyo pensamiento gira más en torno al socialismo progresista combinado con teorías derechistas y liberales aplicadas en Alemania, Italia, Francia e incluso Estados Unidos.

Su pensamiento gira en torno a la globalización, renglón en el cual no entra esa figura desarticulada que llaman 4T. Cuenta con cuarenta años de experiencia en esto de la política.

Si vemos a Beatriz Paredes, con recientemente cumplidos 70 años (18 de agosto de 1953), y con 50 años en esto de la política, es licenciada en Sociología egresada de la UNAM y tiene un posgrado en Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Barcelona.

Su bagaje es impresionante. Se lleva de calle a los tres precas y sería una excelente presidenta. Pero no cuenta con el arrastre que hoy se necesita para ganar votos.

Y por último esta Xóchitl Gálvez, (22 de febrero de 1963, edad 60 años), es Ingeniería en Computación egresada de la UNAM con especialidades en robótica, inteligencia artificial, edificios inteligentes, sustentabilidad y ahorro de energía. Tiene en esto de la política una veintena de años.

Fue reconocida como empresaria del año en 1994 y 1995. Logró premio de la fundación Sé Líder, el premio Zazil en el área social y humanitaria, el reconocimiento al “Compromiso con los Demás” otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía y la “Presea Pericles”, otorgada por el Museo Amparo de Puebla por el mérito social.5​ Se desempeñó como directora de Teleinformática en el World Trade Center.9

En 1999, obtuvo el reconocimiento por el World Economic Forum de Davos Suiza, como una de las “100 líderes globales del futuro del mundo. En 2000, la revista Business Week la nombró como una de los 25 Latin American’ s New Business Elite. Copta ideas izquierdistas –similares a las de la 4T—así como derechistas por su formación organizacional empresarial.

¿Cuál de los cuatro contendientes requiere el país?

Claudia nunca dirá una frase que pueda herir la susceptibilidad de López Obrador quien en su mente obtusa destruyó todo lo que pudo destrozar, pero la mentalidad de la ex jefa de gobierno es perfeccionista y esquemática, razón por la cual podemos asegurar que bien podrá cambiar a todos aquellos funcionarios que no sean capaces de ejercer un puesto público, razón por la cual, una vez que sea designada presidenta de este país con seguridad hará cambios en todos los segmentos y colocara gente que si sepa del oficio sin importar el partido al que pertenezcan.

Marcelo por su parte, en caso de llegar a dirigir este país, con seguridad propiciará un cambio paulatino de sistema acorde a los intereses internacionales del momento, acción que ya hizo cuando fue jefe de CDMX y que le acarreó reconocimientos internacionales como el mejor alcalde del mundo.

Beatriz Paredes, en caso de ser la presidenta, con seguridad conformaría un gobierno en el cual incluiría a elementos de todos los partidos políticos, incluyendo de Morena, pues su mentalidad se lo permitiría, así como desarrollar políticas públicas de efectos inmediatos y no necesariamente las que piden los llamados conservadores.

Y Xóchitl Gálvez una vez como presidenta de México, con seguridad amarraría todo tipo de controles con miras a ejercer un poder político férreo para imponer sus creencias y planes de trabajo con un liderazgo similar al de López Obrador en materia de suave y proyectada imposición. Su visión de estado se maneja en tres generaciones: aquellos que le apoyan incondicionalmente, a su vez quienes le apoyan, pero no están de acuerdo en algunos rubros y los que buscarán en ella el cambio de partido en el poder, pero que no tendrán influencia en sus decisiones.

Cualquiera de los cuatro mandará al archivo del olvido a una 4T que no fue ni ideología, factor esencial de movimiento al no contar con un sustento concreto y sobre la cual no se conformaron procesos reales de acciones para su sostenimiento.

De los cuatro, ¿a quién prefiere usted?

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                                                                                                                                                   

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                                         Twitter:   @Archivoconfiden                                                                                                                  

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *