fbpx
  • lun. Jun 17th, 2024

ENTRETELONES

Ago 29, 2023

A CLASES

SAMUEL VALENZUELA/COLUMNISTA

#DESPIERTASONORA

No es cualquier cosa organizar la masiva movilización de casi medio millón de estudiantes de educación básica y casi 50 mil profesores y administrativos que en conjunto darán nueva vida a casi tres mil 800 planteles del sector público y privado de toda la entidad, al iniciar el ciclo escolar 2023-2024.

El arranque de las clases este lunes tuvo intenso período de preparación, en lo que se refiere a reparación de daños por vandalismo en escuelas durante las vacaciones o por los causados en el sur de Sonora por el huracán Hilary, además de las jornadas de actualización docente para el profesorado para que agarren la onda a los contenidos de los panfletos calificados como libros de texto gratuito.

Por cierto, de acuerdo con la numeralia oficial, en Sonora se requieren tres millones 100 libros de texto, de los cuales se han recibido y distribuido solo un millón 600 mil unidades, o sea, el adoctrinamiento masivo y la rusticidad didáctica tardará en generalizarse en esta entidad al menos en escuelas del sector público, porque sabemos que, en escuelas particulares, sus estudiantes se mantendrán ajenos.

Pero fuera de eso, todo indica que el inicio de clases ocurrió como siempre, con el gusto y la euforia de siempre y el sector estudiantil de preescolar, especial, primaria y secundaria pasan sus primeras horas frente al pizarrón en esta nueva etapa educativa, que ya al paso de los días nos habremos de enterar de los clásicos problemas en la operación de ese monumental y complejo sector que impacta a la generalidad de los sonorenses

El gobernador Alfonso Durazo Montaño encabezó la ceremonia de arranque en una escuela de la capital de Sonora, siendo acompañado por el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarán Gutiérrez y el responsable operativo de educación en Sonora, Aarón Grageda.

Este ciclo contará con 186 días hábiles, equivalentes a 837 horas efectivas de clases para los estudiantes, previéndose su conclusión el 9 de julio del 2024, con suspensiones de labores los días 2 y 20 de noviembre de 2023; 5 de febrero, 18 de marzo, 1 y 15 de mayo de 2024; así como dos períodos vacacionales, del 18 de diciembre al 5 de enero del 2024 y el segundo en del 25 de marzo al 5 de abril, además de 13 sesiones del Consejo Técnico Escolar que implican suspensión de clases.

De las novedades para este ciclo está la entrega de casi 55 mil tabletas electrónicas que, con una inversión de 81 millones de pesos, es un equipo precargado con biblioteca digital y todo lo referente a las matemáticas a casi cincuenta mil estudiantes, así como a docentes, sin que sepamos si tales contenidos riñan con los de los nuevos libros de texto, que como se sabe, dejó de lado en gran medida las ciencias exactas.

Otra de las novedades es el seguro escolar que da cobertura a cualquier lesión por accidente en instalaciones escolares a 650 mil estudiantes y 40 mil docentes que tiene vigencia hasta diciembre del 2024 y que mediante licitación pública fue adjudicada a Seguros Azteca.

Queda pendiente la entrega de casi 84 mil paquetes de útiles escolares gratuitos, así como los uniformes escolares, prendas que al parecer se le indigestaron a Don Aarón porque en dicho rubro no ha dado una, aunque a lo mejor la curva de aprendizaje ya encontró su mejor punto luego de dos ciclos con resultados muy mediocres en tal rubro.

Por lo pronto, ojalá que el titular de la SEC y su equipo se den abasto para atender los reportes a través de la Línea de la Educación, 6622 89 76 01 al 05, así como los números de WhatsApp 6624 22 28 69 y 6624 20 30 94, que maneja la dirección general de Atención Ciudadana de la dependencia estatal o bien al correo electrónico atencionciudadana@sonora.edu.mx que si se dan abasto, es que hicieron buena chamba previa al inicio de clases.

A propósito, va nuestro reconocimiento para el maestro y director de la Escuela Secundaria Federal #10, ubicada en la esquina de Rebeico y Olivares de la colonia Carmen Serdán, Cristian Robles, por ponerle producto avícola y denunciar en redes sociales, que malandros pintarrajearon la barda perimetral de dicho plantel con propaganda de la corcholata Claudia Sheinbaum, quien como se sabe, está por hacer quedar mal a su protector e impulsor que vive en un palacio.

Dicho acto vandálico fue duramente cuestionado por el joven directivo escolar al destacar que, en enero pasado, por fin la autoridad educativa atendió su gestión de que se pintara el plantel a su cargo y que desde entonces se había mantenido inmaculado, hasta que ocurrió ese indeseable grafiti garabateado al amparo de la noche, retando a los perpetradores a borrarlo de inmediato, sin que se disponga de información si también fue borrado otro en barda particular de enfrente dedicado al Carnal Marcelo.

Sabe si esos cholos y malandros contratados por el equipo de la señora papa sin sal, regresaron a sitio del delito, o fue una chamba del ayuntamiento o de la SEC, pero horas después de la denuncia los garabatos fueron borrados, quedando el pendiente de que a lo mejor el directivo sufra represalias de parte de activistas que pululan como aviadores de instancias del gobierno de Sonora, desde donde se financian las campañas anticipadas de MORENA en esta entidad.

Como sea, buen arranque del ciclo escolar y así se reflejó en el talante del gobernador al convivir de forma muy relajada y sin apuros con la comunidad de la Telesecundaria #74 “Francisco Galaviz Gómez”, de la Colonia la Manga, en Hermosillo, ceremonial que replicaron directivos de todas las escuelas de la entidad, sean públicas o privadas.

Pero un buen regreso a clases no podría ser posible sin la participación de los esfuerzos de la dirección de seguridad pública del Ayuntamiento o de los ayuntamientos, que en el caso del de Hermosillo, efectivas las medidas de protección y de prevención desplegadas por el personal a cargo del comisario Manuel Emilio Hoyos, quienes desde muy tempranito atendieron la problemática por la alta densidad del tránsito vehicular por estas calles de Dios, ya de por sí congestionadas.

Otro aspecto de la problemática subyacente al regreso a clases, es el del transporte público, que si bien hay un notable incremento de unidades, siguen los reportes porque no traen encendida la refrigeración o de plano no tienen dicho equipamiento, además de choferes barbajanes y pésimos conductores con los que tienen que lidiar miles de estudiantes obligados a usar dicho servicio, quedando de tarea para el titular del Instituto de Movilidad, Carlos Sosa.

Mientras tanto, sabe qué datos disponga el gobernador Durazo sobre los altos costos de facturación de la CFE que tanta preocupación ha generado entre miles de usuarios de esa paraestatal, que al vencimiento del bimestre tienen que pagar hasta el triple de lo que pagaron el año pasado por el consumo en el mismo período de tiempo.

Todo indica que a palo dado ni Dios lo quita y que habrá que aguantar vara con el segundo bimestre de la temporada del calor, porque el mandatario estatal dejó la posible solución para el año que entra y no en materia de los altos costos del recibo que hay que pagar entre junio, julio y agosto, si no que gestionará que el subsidio sea desde abril y se extienda hasta noviembre.

En otras palabras, lo que nos ahorremos en esa extensión del par de meses—si es que lo consigue—deberemos reservarlo para cubrir el absurdo incremento que se está aplicando a la tarifa durante los meses de mayor calor, criterio de facturación nunca aplicado en el pasado y que ahora tiene con el Jesús en la boca a quienes el año pasado pagaron mil, mil 200 pesos y en este cuatro mil 800 o más.

Excelente el que nuestro gobernador realice dicha gestión, pero el problema en estos momentos no es la necesidad de ampliar los tiempos de la tarifa subsidiada 1F, si no determinar por qué están llegando cobros tan altos por igual consumo que el año pasado en las viviendas de miles de familias sonorenses y detener cuanto antes esas puñaladas traperas contra la economía familiar.

Más que nada, el gobernador Durazo debería aplicarse para que el incremento al consumo de energía eléctrica que de forma evidente se refleja en los recibos, sea cubierto por el subsidio actualmente vigente y de esa forma no se percibiría como quien simplemente patea el bote.

Por lo pronto, los de la Unión de Usuarios ya se pusieron las pilas ya que su dirigente Ignacio Peinado convocó a los hermosillenses a una manifestación para el próximo nueve de septiembre que iniciará en el Mercado Municipal y concluirá con un plantón en las oficinas de la CFE por la Matamoros, tal como lo hicieron ya hace muchos años, ya que hay que recordar, que esa es la lucha que le dio origen a dicha organización civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *